Crespo- El 6 de octubre se inauguró la Oficina de Empleo, una de las 630 existentes en todo el país que integran la Red del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación. Funciona en la Casa de la Juventud, Avda. Seri y Tratado del Pilar, también bajo la coordinación de la licenciada Andrea Barón y a cargo de Ivana Capellino, como relacionista de las prestaciones y programas que brinda. La atención al público es de lunes a viernes de 8:00 a 12:00. Entrevistadas por Paralelo 32 explicaron los alcances que tiene su trabajo, la atención personalizada, acompañamiento permanente, orientación e información sobre el mercado laboral local, además de diferentes cursos de formación profesional gratuitos, programas de empleo, asistencia a microemprendedores, entre otros desempeños.

– ¿Cuál es la función de una Oficina de Empleo en una ciudad que tiene muy bajo índice de desempleo?. En el último censo, 2010 después de un año de mucha crisis en 2009, Crespo tenía el 3,2% de desempleo; mientras que a nivel país era del 8,3% y en Entre Ríos llegaba al 8,1%.

Ivana C.- La Oficina de Empleo (OE) tiene sus puertas abiertas no solo para los que buscan un empleo sino quienes lo tienen informalmente y quieren mejorar sus perspectivas. También para comerciantes, empresarios, particulares que buscan personal. Hacemos una entrevista amplia a los postulantes y seguimiento, cumpliendo un rol de oficina de recursos humanos de la ciudad que, al momento de producirse alguna inserción laboral, garantiza que ya vimos varias veces al aspirante.

A las empresas le ofrecemos hacer entrenamientos, como eran las pasantías antes, con un máximo de hasta 6 meses y esta es una época ideal para quienes tienen personal de vacaciones, porque hay estudiantes dispuestos a trabajar en este período. La ventaja de los entrenamientos es que no hay una relación de dependencia con la empresa, sólo se firma un convenio particular entre la OE y el trabajador y otro entre la OE y la empresa. Si la persona no se desempeña acorde al puesto de trabajo o hay algún inconveniente se puede dar de baja. Es una modalidad interesante, al igual que el programa de inserción laboral.
Además, el entrenamiento en determinado puesto de trabajo suma en un currículum aunque nunca haya trabajado formalmente.

– ¿Cómo funciona esta modalidad llamada entrenamiento?

Ivana C.- En el entrenamiento, la Oficina de Empleo es la responsable de cualquier inconveniente. Debe velar que el trabajador cumpla y el empleador también.
El trabajador, bajo este sistema, trabaja 4 horas diarias de lunes a viernes y recibe una retribución económica por parte del Ministerio de Trabajo de 3.600 pesos y la empresa debe pagar el Plan Médico Obligatorio y el seguro como a cualquier otro empleado. En el caso de que el PMO no se consiga o la empresa prefiera pagarle, son $400 adicionales por mes para atender la salud.

Andrea B.- La población a la que apuntamos son los jóvenes que están buscando su primer puesto de trabajo, empezar a vincularse con el mercado laboral, pero también actuamos como intermediarios en el caso de que una empresa nos solicite un perfil determinado y quiera emplearlo directamente sin que esté tomando alguna prestación en la OE.
El entrenamiento implica trabajar 4 horas por día, de lunes a viernes, en un rango de tiempo determinado donde el trabajador desarrolle competencias y habilidades que se terminen transformando en un puesto genuino de trabajo a través de un programa de inserción laboral (PIL). La empresa tiene ciertos requisitos que cumplir. Uno es no tener denuncias en el REPSAL (Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales), además debe asignar un tutor, porque se compromete a entrenar al trabajador.

Programas y prestaciones

La lic. Andrea Barón explicó que la delegación que coordina tiene a disposición de quienes concurren dos vías de vinculación. Por un lado prestaciones y por otro, distintos programas. Entre los programas señaló los siguientes:

• Jóvenes con Más y Mejor Trabajo, destinado a jóvenes entre 18 y 24 años que no hayan terminado la educación básica y quieran terminarla o hacer algún curso de formación profesional.
• Seguro de Capacitación y Empleo, un seguro que se paga a las mujeres víctimas de violencia doméstica, poblaciones trans o a personas en situación de prostitución o de rehabilitación por adicciones. Quienes encuadren en alguna de estas características, se registran y empiezan a cobrar un monto mínimo y tienen prioridad a la hora de cualquier prestación que brinda la Oficina de Empleo, un entrenamiento o una inserción laboral.
También se disponen de programas para promover el empleo de las personas con discapacidad física; para desempleados en busca de trabajo o quienes quieran mejorar su situación laboral.

En cuanto a las prestaciones están el Entrenamiento, el Programa de Inserción Laboral y otro de Empleo Independiente, para micro emprendedores.

– ¿Cómo funciona el Programa de Inserción Laboral?

Andrea B.- En esta prestación, el PIL, la empresa da el alta temprana al trabajador y se aplican todas las reglamentaciones de la ley de contrato de trabajo. Existen tres meses de prueba y si al cuarto la empresa lo despide lo tiene que indemnizar. El empleador percibe una ayuda aproximada de 4.000 pesos por mes, según el tamaño de su empresa y su obligación es pagarle el resto del salario según el convenio colectivo de trabajo.
Si es una empresa del Parque Industrial puede hacerlo con más tiempo y tiene otros beneficios.

– ¿De qué modo funciona el Programa de Empleo Independiente y a quienes está orientado?

Andrea B.- Es una prestación para micro emprendedores. Reciben un subsidio no reembolsable quienes están iniciando un emprendimiento de manera informal, no registrada, para que puedan tener un ingreso genuino, puedan registrarse y pagar un monotributo. El subsidio inicial es de $42.550 y a cambio tienen que realizar un curso denominado Plan de Gestión Empresarial que dicta la Oficina de Empleo. El curso está a cargo de distintas personas que conformamos el equipo de la actual gestión.

– ¿Han definido algún curso para los próximos meses?

Ivana C.- Tenemos seleccionados los 23 primeros participantes y vamos a iniciarlo a mediados de febrero. Durará aproximadamente un mes y medio, son 24 horas en total y las clases se darán dos veces por semana en horario a acordar. Se les da las herramientas necesarias para que ellos puedan pensarse como microemprendedores, detectar quiénes son sus competencias, sus clientes, como diferenciar sus productos, cuáles son sus costos, cuánto tienen que adicionar de ganancia estimativa para que su negocio sea rentable y se pueda sostener en el tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here