En la sentencia, el vocal de la Cámara Contencioso Administrativo, Marcelo Baridón, resolvió hacer lugar a la demanda de Amparo y, en consecuencia, emplazó al Estado provincial para que se expida respecto a la información requerida por Fundación Cauce (Cultura Ambiental-Causa Ecologista), sobre un proyecto privado en la zona portuaria de Diamante para la extracción de arenas silíceas.

“Es una decisión importante que resalta, una a una, las normas que establecen tanto la responsabilidad de las autoridades como el derecho que tenemos los ciudadanos de acceder a la información como pilar básico del ejercicio de la democracia ambiental”, destacó Valeria Enderle, directora Ejecutiva de Fundación CAUCE.

“Aguardamos que el Estado Provincial cumpla con su obligación de brindar la información de manera completa y veraz y celebramos que la fecha de firma de esta sentencia haya sido el día 25 de septiembre día en que recordamos la histórica sanción de la ley de libertad de los ríos Nº 9092″, añadió, según se informó.

La Fundación Cauce había elevado el 2 de agosto la correspondiente solicitud de acceso a información ambiental a las autoridades provinciales. La ONG quiere saber en qué consiste el proyecto y cuáles son las acciones desarrolladas por el Gobierno de Entre Ríos frente al avance de la iniciativa que públicamente dio a conocer la empresa ‘Arenas Argentinas del Paraná’, como miembro de Jan De NulGroup, líder mundial en actividades de dragado. A través de voceros de la empresa consultados por medios periodísticos, se conoció el desembarco de la firma en la ciudad de Diamante, donde prevé la construcción de un puerto, infraestructura y equipamiento para extraer arenas silíceas, que serán tamizadas y despachadas a Vaca Muerta -Patagonia-, la reserva de combustibles fósiles no convencionales en donde se utiliza el método de fracking.

En ese marco, Fundación CAUCE requirió informes sobre proyectos y autorizaciones para la explotación de arenas silíceas y consultó, particularmente, si el Estado activó los procedimientos sobre estudios de impacto ambiental y su eventual evaluación.

El documento emitido en agosto

“Le decimos no a la extracción de arena entrerriana para fracking en Vaca Muerta” es el título del documento publicado en el mes de agosto por Organizaciones ambientalistas y sociales de Entre Ríos y de otras provincias argentinas; el cual denuncia el avance de actividades extractivistas en la región. Concretamente señalan el proyecto de construcción de un puerto, en Diamante, para extraer arenas silíceas con destino a Vaca Muerta.

Aquí el texto completo:

Las organizaciones que trabajamos en defensa de nuestro río en toda su rica extensión, como una vena natural que alimenta la esperanza de un futuro sustentable, nos vemos hoy en la obligación de llevar al debate público una situación que pone en contradicción el decir y el hacer de los Gobiernos, en este caso de la provincia de Entre Ríos.

Con creciente preocupación observamos el avance de las actividades extractivas en nuestra región con la imprescindible anuencia de las autoridades provinciales y municipales.

Hace pocos días se dio a conocer a través de los medios de comunicación un nuevo emprendimiento que hace foco en la ambición extractiva sobre el río Paraná.

La Empresa ‘Arenas Argentinas del Paraná’, como miembro de Jan De NulGroup-líder mundial en actividades de dragado- anunció su desembarco en la ciudad de Diamante, donde prevén la construcción de un puerto para extraer arenas silíceas, que luego serán tamizadas y despachadas directamente a Vaca Muerta. Así lo afirmó el vocero de la Empresa.

Con una inversión de 5 millones de dólares y la promesa de generar 60 puestos de trabajo, el proyecto esconde facetas que necesariamente deben ponerse a consideración en el debate público.

La primera refiere al lugar de extracción. Se trata del Río Paraná en el área de amortiguación del Parque Nacional Pre Delta -hoy Sitio RAMSAR- protegido especialmente en función de sus humedales, de un incalculable valor natural ya no sólo para nuestra región, sino para todo el planeta, en virtud de una premisa incontrastable: defender el agua es defender la vida.

En ese sentido, además, hay una fuerte contradicción del Gobierno Provincial: mientras Entre Ríos fue la primer provincia en prohibir la fractura hidráulica para la extracción de hidrocarburos en abril de 2017, se presenta como una rica proveedora de arenas con destino a una práctica de consecuencias fatales que aquí fue celebradamente vedada.

El destino de la arena en este caso, lo dijo la empresa, es Vaca Muerta, la principal formación geológica de Argentina, tanto de shale oil o petróleo de esquisito y shale gas o gas de lutita.

Las arenas silíceas resultan un insumo esencial para las actividades extractivas hidrocarburíferas y se han convertido en el ‘nuevo oro’.

Haber prohibido el fracking -una actividad altamente contaminante y depredadora- en todo el territorio provincial no representa impedimento para las empresas y para las autoridades que legitiman estas extracciones en la región. Más aún, los impactos ambientales, sociales y en la salud que conlleva esta actividad no son abordados de manera integral.

PieterJan De Nul, representante del grupo belga, manifestó la importancia de los puestos de trabajo para la población de la zona. De lo que no hay referencias es de los riegos que asume un trabajador de la especialidad. Silicosis se llamala enfermedad pulmonar irreversible producida por el contacto continuo al inhalar un polvo que contiene pequeñas partículas de un material duro que se denomina sílice –presente en altos porcentajes en este tipo de arenas-.

Como organizaciones que trabajamos día a día en función de construir e imaginar una transición democrática hacia sociedades sustentable, es que necesitamos compartir esta preocupación frente a un proyecto del cual sólo se conoce su finalidad extractivista, pero se carece de la debida información pública respecto a sus alcances y contenido de los estudios de impactos ambientales. Tampoco existe, en este proceso, ninguna iniciativa tendiente a la participación ciudadana, por lo que en definitiva no respeta las normas y los sentidos más valiosos establecidos en nuestra Carta Magna para el cuidado del patrimonio común de todos los entrerrianos.

Por esa razón, las organizaciones aquí firmantes exigimos respuestas a nuestras oportunas solicitudes de información y nos declaramos en estado de alerta para defender el valor más preciado que tenemos en nuestra región: la fuerza de la naturaleza y la verdad del agua.

Fundación CAUCE Cultura Ambiental Causa Ecológica; Movimiento por Entre Ríos Libre de Fracking; Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) Buenos Aires; Taller Ecologista, Rosario; Foro Ecologista de Paraná; Observatorio Petrolero Sur; Casa Río, La Plata; Red Delta; Taller de Comunicación ambiental, Rosario; El Paraná No se Toca, Rosario; Programa de Extensión “Por una nueva economía, humana y sustentable” de la carrera de Comunicación Social de la UNER; Proyecto Tierra, Paraná; La Tribu del Salto, Paraná; Foro Ambiental Waj Mapu, Chajarí; Asamblea Paraná sin Agrotóxicos¸ Colectivo de Trabajadores por la Ventana; Espiral Huerta Ecológica; Docentes por la libertad de los ríos; Agmer Seccional Paraná, Conciencia Solidaria Santa Fe; Cátedra Abierta de Soberanía Alimentaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here