Nogoyá.- Meses atrás esta ciudad recibió una clínica de batería que resultó más que interesante, abriendo el espacio para espectáculos de otra impronta e interés, y mucha gente se reunió alrededor del instrumento. Esta vez, la Casa de la Cultura contó con una clínica de guitarra, abierta a todo público y sin costos, que involucró al organizador y músico local Leonardo Ramat y al rosarino Miguel Moyano, reconocido por probar equipamiento y ser youtuber. En este contexto de músicos, Ramat definió al evento como “una clase abierta de guitarra” que contó con un despliegue explicativo sobre equipamiento para guitarra, armonía y teoría musical.

Ante la novedad de la pasada clínica, Paralelo32 dialogó con el joven músico donde destacó que su primer acercamiento con una guitarra lo tuvo a los seis años cuando vio Volver al Futuro; aquellos más ávidos de memoria recordarán el momento en que Marty McFly toma la escena y muestra una excitante versión de Johnny B. Good de Chuck Berry. Por este camino, agregó: “Luego de eso me influenciaron grandes guitarristas nacionales como Gustavo Cerati de Soda Stereo y ´Tery´ de Carajo, y algunos extranjeros como Tom Morello integrante de Rage Against The Machine, Slash guitarrista de los Guns y Brad Delson de Linkin Park”.

Ramat reconoció su fanatismo por Linkin Park y asume que sus composiciones se ven influenciadas directamente por esta banda, además del estilo que adquirió como guitarrista con el transcurso de los años. Cabe mencionar que este grupo se caracterizó principalmente por ser uno de los pilares del new metal, fusión que combina elementos del heavy con otros géneros, y que marcó a toda una generación de músicos allá por el año 2000 con sus primeros trabajos de estudio: Hybrid Theory y Meteora.

“La primera canción que aprendí fue La Pollera Amarilla, de Gladys. Es una linda anécdota para hoy que me muevo en los ambientes del rock. Yo arranqué a tocar la guitarra de muy chico, no hacía mucho que había cumplido los cinco años y nadie me quería enseñar”, admitió, y luego agregó: “Me aceptaron por una excepción en un taller de guitarra municipal, ya que no solo consideraban que era muy chico, sino que además ya llevaban dos meses de clases. Pero me fue bien, me enganché enseguida y la pasábamos muy bien. Cada vez que recuerdo esas primeras canciones, me emociono. Sin esos inicios hoy no estaría donde estoy”.

Por este camino, el músico nogoyaense destacó que el apoyo de su público es fundamental y su motor de progreso. A modo de anécdota contó que Alvaro Tognoli, bateristas local, realizó una clínica de batería y lo invitó a ser parte como músico soporte no solo de él sino de Sergio Masciotra de La Carga y de “Tanque” Iglesias de La Renga. “Todos los músicos soñamos con llegar. La industria musical actual y la gran oferta de buenas bandas en el ambiente under, lo hacen complicado. Pero sí, creo que, como todos, me gustaría entrar al mainstream con una banda”, continuó.

Actualmente, Leonardo Ramat reconoció que se siente cómodo en géneros como el new metal y el hardcore, pero comentó que se dedica a hacer canciones de hard rock, blues y el funk. Por otro lado, explicó de qué se trata Fuck It! Records, un estudio de grabación de los pocos que hay en la ciudad, y remarcó que es “home studio armado por un músico, para músicos”. “Realizo producciones tanto personales como de diferentes artistas de Nogoyá y la zona, con un ambiente ameno y familiar. Si bien me encargo de cualquier tipo de producciones sin preferencia de estilo priorizo las producciones de rock y derivados, ya que es mi zona de confort”, finalizó.

Dejar respuesta