El presidente de la Asociación Civil Crespo Capital de la Avicultura se refirió al balance de la fiesta anterior, que dejó un superávit de 206 mil pesos. “Que la ciudad no ponga un peso del presupuesto de la Fiesta es un orgullo”- sostuvo.

“El año pasado el objetivo era la fiesta termine equilibrada. En la primera fiesta que se hizo en esta gestión hubo que acompañar con recursos del municipio, pero no fue costoso en relación a lo presupuestado”- agregó la funcionaria municipal.

Y respecto del último balance comentó “tenemos que decir que el año pasado no tuvimos un acompañamiento institucional muy fuerte a nivel nacional y provincial. Podríamos decir que la fiesta se sustentó por sí misma. El gran acompañamiento que tenemos es del CFI, un dinero que viene desde Nación a través de la acreditación de provincia. Es un ente Federal que acompaña estas propuestas y el día sábado tuvimos una veedora oficial que vino de Bs. As. para ver cómo habíamos armado la fiesta, nos felicitó y alentó a seguir con la propuesta”.

Por otra parte sostuvo: “no podemos ver la fiesta desde una sola cosa, porque tracciona la ciudad, desde la economía más pequeña hasta la más grande, las empresas, los pequeños emprendedores y la alegría de la gente. Algunos lo viven como una fiesta pero nosotros lo pensamos con una visión estratégica de lo que queremos que se vea de nuestra ciudad”. A lo que Niderhaus acotó “esto genera que Crespo siga siendo un epicentro comercial de la región, porque cuanto más mostremos, más atraemos el poder económico de la zona hacia la ciudad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here