La Federación Económica de Entre Ríos (FEDER) informó que desde hace un largo tiempo se encuentra llevando adelante una lucha sobre la informalidad de la venta ilegal, un nuevo tipo de formato comercial que se radican en distintas localidades y que detrás de la venta de productos, de bajo costo, existen familias enteras que son utilizadas a éste fin por su necesidad, y en muchos casos resultan esclavizados en talleres clandestinos y en la venta callejera.

En un comunicado enviado a nuestro medio, desde la FEDER se indica que “La venta ilegal afecta a los gobiernos municipales, provinciales y nacional y a toda la sociedad, ya que éstas organizaciones evaden todos los regímenes para estar fuera de la ley que, con el título de vender barato esclavizan y niegan el progreso de muchísimas familias, consecuentemente del comercio legalmente instalado sufre las consecuencias”.

Agregan que “El contrabando y los talleres clandestinos son manejados por organizaciones y es el Estado el que debe tomar la decisión política de accionar contra éstas, antes de que las mercaderías lleguen a destino; porque una vez dentro de la ciudad se convierte en un problema social. Este fenómeno ha erosionado de tal forma a la sociedad que requiere la atención de todos los sectores, a los consumidores de los productos y servicios ilegales más allá de un aparente beneficio económico los degrada, ya que los hace cómplices del delito”.

Seguidamente indican que “En los últimos años este tipo de establecimientos comerciales ha crecido en forma alarmante, de continuar esta proyección en pocos años desaparecerán miles y miles de PYMES con el daño que ello significa para la sociedad toda y el desfinanciamiento del Estado”.

Finalmente expresa el comunicado que “La FEDER acompaña la lucha de los Centros Comerciales locales donde se instalan este tipo de formato comercial e insiste en articular la gestión pública y privada para comenzar a dar un principio de solución a ese flagelo, sin discriminación pero con las mismas exigencias a las que son sujetos los comerciantes legalmente establecidos. La venta ilegal nos afecta a todos, sin distinción de sectores”.

Dejar respuesta