Crespo- Alrededor de mil visitantes recorrieron la muestra itinerante de banderas y escudos de la República Argentina perteneciente al gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que fue inaugurada el 17 de mayo en la Sala Eva Perón, con la presencia del experto en vexilología y heráldica Luis Corradi. La muestra, única en su tipo en el mundo entero, se mantendrá abierta al público hoy y mañana, de 17:00 a 19:00.

La exposición está compuesta por 60 banderas y todos los escudos de las Provincias con sus respectivas capitales y se trata de una colección cuya calidad ha sido destacada por expertos de instituciones dedicadas al estudio de los símbolos años atrás, durante un Congreso Internacional de la Federación Internacional de Asociaciones Vexilológicas (FIAV). Quienes la visitaron en nuestra ciudad, luego de la jornada inaugural, principalmente delegaciones escolares, fueron asistidos en las explicaciones por la encargada de Ceremonial y Protocolo Municipal, Liliana Derfler. En declaraciones a Paralelo 32 indicó que “los chicos llegan por iniciativa de los docentes, preguntan, se sorprenden y se van contentos de lo que descubren cuando se les explican los usos y costumbres y las normas que rigen para las banderas de ornato, flameo o de ceremonias”.

Liliana, en condición de guía de la muestra, hizo su propio aprendizaje y destaca “lo que ha cambiado y no todos saben sobre las banderas tiene que ver con el hecho de que si se lavan o no, o si se queman al momento de su reemplazo por una nueva. El lavado –indicó- tiene un proceso especial y a la hora de descartarla, hay un protocolo distinto al que se conocía”.

Sobre el lavado de las banderas indicó que hay una disposición que establece que deben lucir en perfecto estado de aseo. “La de flameo se lava colocándola en el lavarropas y para tirarla se deposita dentro de una bolsa, para que no toque la basura” –indicó la encargada municipal de Ceremonial y Protocolo. En cuanto a la bandera de ceremonias, comentó “se debe lavar a mano con jabón blanco y secar al sol. Al momento de descartarla, refiriéndonos al caso de nuestra bandera nacional, como es fajada, se deben cortar las dos fajas celestes, recortar el sol del paño blanco y guardarlo en un estuche o colocarlo en un cuadro donde se indique la época en que la bandera acompañó a la institución. Lo demás –acotó- termina siendo una tela que se tira, colocándola dentro de una bolsa para que no toque la basura”.

Los atractivos son numerosos, una bandera pirata que acapara la atención de la mayoría, las banderas de los pueblos originarios, historias y detalles del estudio de las banderas que hacen de la muestra una instancia ilustrativa y de curiosidad.

Dejar respuesta