De esta forma se detectaron tres industrias lácteas en Paraná (Entre Ríos) que no estaban inscriptas en el Registro Único de Operadores de la Cadena Agroindustrial, por lo que se interdictaron 5092 kg de quesos varios, hasta tanto regularicen su situación y cumplan con la normativa vigente.

Además, se encontraron otras dos firmas sin inscripción, a las cuales se les dejó requerida la inmediata inscripción en un plazo no mayor a 10 días hábiles, de manera excepcional por hallarse una exigua cantidad de productos terminados en las firmas.

Mientras que en la localidad de Calchín (Córdoba) se hallaron dos empresas sin la correspondiente matrícula para operar en el sector comercial, lo que motivó que se interdictaran 27.644 kg, hasta que en un plazo menor a los 10 días hábiles regularicen su situación. En caso contrario, el destino de los productos será la desnaturalización.

Dejar respuesta