Victoria.- A pesar de las críticas iniciales a la intervención que se comenzó en las calles interiores del Mercado Municipal, argumentando que no se había respetado el valor histórico de ese espacio, las obras han avanzado a buen ritmo desde que tomó la responsabilidad de la obra el coordinador de Defensa Civil, Claudio Larreguy.

En principio, la propuesta surgió de los propios vecinos, a partir del Presupuesto Participativo,  pero los tiempos se dilataban por la falta de un contralor eficiente. En estos meses, Larreguy asumió el compromiso ante el Intendente Maiocco y en este sentido adelantó a Paralelo 32 que antes del 31 de diciembre la obra estaría inaugurada.

Y es que este lugar, emblema de fines del siglo XIX, conserva esa contradicción de tantos otros lugares de relevancia arquitectónica que el paso del tiempo y la falta de mantenimiento se encargaron de agrietar, obligando no solamente a ponerlos en valor sino a darles una utilidad cierta que amerite esa inversión.

Ahora se pretende aggiornar su uso y convertirlo en un paseo de artesanos, artistas callejeros y otras iniciativas ligadas al turismo cultural. En medio, o dentro mejor dicho, están los puestos de venta que dan entidad a este lugar: carnicerías, pescaderías, pollerías, y/o verdulerías sostienen allí su apuesta de años, si bien también se puede encontrar otros rubros como el de peluquería, Larreguy manifestó que el Ejecutivo Municipal evalúa avanzar en nuevos acuerdos de alquiler, porque aseguró que hoy son pocos los que cumplen con esa obligación ante la comuna. “Es un tema del que se ocupará el Ejecutivo en 2019, por el momento, hemos realizado tareas de pintura e instalamos dos baños, precisamente pegando a la peluquería, y hemos reemplazado toda la cañería de agua y cloacas, además está en carpeta dotar de una iluminación acorde con farolas características de este período”, continuó.

La mixtura entre el pasado y el presente comienza a notarse, sin dudas será un cambio también para los que están acostumbrados a circular en sus vehículos por esas empedradas calles, que posibilitaban un ingreso por Urquiza para transitar en una ‘ele’ que desemboca en Congreso y viceversa. Con la finalización de la obra no se permitirá más la circulación de automóviles u otro rodado a motor, dado que se colocarán bochas de cemento sobre el piso en los accesos, también se ubicarán bancos e importantes canteros adornarán las paredes. Sobre los revoques se ha decidido que varios paños sirvan para dejar retratado allí murales, y exponer también algunas rejas antiguas que se recuperarán para embellecer y dar mayor carácter al paseo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here