El Diario de Paraná transita por un conflicto de meses que se agrava cada día. Sus periodistas vienen de una jornada de tres días de paro por no cobrar los salarios.

La asamblea de trabajadores lleva adelante diferentes medidas de fuerza y de subsistencia. En mayo organizó una feria americana para hacer un fondo de huelga. También se hizo un locro, con la colaboración del Sindicato Entrerriano de Trabajadores de Prensa y Comunicación (Setpyc).

Lo cierto es que el conflicto entre la empresa editora Sociedad Anónima Entre Ríos y los trabajadores llegó a la Cámara de Diputados, presidida por Sergio Urribarri, a quien sindican como uno de los dueños en la sombra del centenario matutino, y en una de cuyas bancas se sienta Pedro Báez, a quien señalan como el hombre que comandó la línea editorial desde su despacho de ministro de Cultura y Comunicación.

El diputado Alejandro Bahler presentó este lunes un proyecto de resolución por el que se pide “la emergencia laboral”. La iniciativa, en su artículo 2º, llama a los ministerios de Gobierno y Economía a que “tomen contacto con los trabajadores”, antes que “120 familias queden en la calle”.

En sus argumentos, el legislador del Frente Renovador repasa la historia del matutino y se encarga de cuestionar el abuso que hizo la empresa de la “publicidad oficial”, lo que le hizo “perder el norte informativo”.

 

Fuente: Página Política

Dejar respuesta