Crespo.- En una extensa entrevista, el dirigente justicialista y presidente del Consejo de Unidad Básica de Crespo del PJ, Rubén ‘Chino’ Avero, se refirió a su proyecto de elaboración de una Carta Orgánica para la Municipalidad de Crespo. Se trataría de una verdadera constitución municipal, que está habilitada para ciudades de más de 10 mil habitantes en el artículo 237 de la Constitución Provincial reformada en 2008. La constitución establece que la Carta Orgánica debe ser dictada por una convención constituyente municipal, con representantes elegidos en comicios. Avero señaló que “la convención es un trabajo largo y nuestros políticos no son profesionales, son empleados, comerciantes, profesionales, si nombramos asesores va a ver que destinar mucho dinero a esto. Por eso hice un borrador, para que sea tomado en cuenta, para agregar, quitar, discutir. Y a último momento podremos contratar a dos o tres expertos para darle el pulido, vamos a ahorrar tiempo y dinero. Cuando hice averiguaciones con especialistas, ni siquiera quieren dar una charla porque dicen que dar una charla es influir y estarían privando que la gente se capacite en su lugar para hacer la carta orgánica.  A mí me costó un montón hacer el borrador porque tuve que aprender a hablar en términos jurídicos, pero puedo discutir y fundamentar cada cosa que puse aquí”.

–  ¿Para qué tener una carta orgánica?

—  Lo interesante de todo esto es el porqué de las cartas orgánicas. Las ciudades grandes tienen resueltas muchas cosas, pero las ciudades chicas como Crespo, que son mayoría, marcarían una tendencia en la provincia. La ley 10.027, Orgánica de Municipios, es una ley general. En cambio, con la carta orgánica se pueden establecer las características más concretas de la Municipalidad. Cumpliría la función de un plan estratégico para Crespo. Porque se puede definir la característica del pueblo, particularidades. Pautando cabalmente a dónde se quiere llegar con el pueblo, se desvirtuaría la tendencia a que las cartas orgánicas sean ‘un copie y pegue’ de otras cartas orgánicas establecidas en diversas ciudades del país, porque deberíamos atender a las características del pueblo.

–  ¿Cómo definiría la carta orgánica municipal?

—  Hay una definición muy linda de carta orgánica que fui haciendo como compendio de distintas fuentes. ‘Una carta orgánica debe ser un reflejo de las sanas intenciones de un vecindario, que ama su ciudad y pretende que su ciudad sea el ámbito en el que ellos, sus familias y las futuras generaciones desarrollen sus personalidades, con respeto, con buena calidad de vida, con reglas de conducta claras y justas, y con una administración transparente y eficiente, profundizando la amistad cívica y la búsqueda permanente del bien común’.

–  ¿Le pondría un preámbulo?

—  Considero que si una carta orgánica no tiene preámbulo le está faltando el génesis de la cosa. Es una declaración de principios, donde se debe exaltar la dignidad de la persona. Están contemplados los derechos humanos, la protección de los bienes superiores del hombre, como la libertad la vida y el trabajo y los exteriores a la persona como la propiedad y el medio ambiente. Esta organización está presidida por hombres creados por Dios libres e iguales, que desean convivir en Justicia.

Participación vecinal

¿Que plantea sobre audiencias, asambleas públicas y centros vecinales?

— Uno de los problemas que tenemos es que todo es voluntarismo. Lo primero que queremos hacer es informar al vecino y que ellos decidan la necesidad de componer una organización vecinal. Porque si no, nosotros como gobierno nos vamos a instalar para tener preeminencia en esa organización y el vecino que no esté de acuerdo con ese gobierno, no concurre a las  reuniones. Se necesita docencia de ese gobierno abstrayéndose del partido político.

–  ¿Cómo piensa los consejos de centros vecinales en su proyecto?

— Ahora tenemos iniciativas muy lindas y voluntaristas como que el HCD vaya a sesionar a los barrios. No quiero ser muy duro, ¿pero qué efecto tienen? Ninguno. A menos que haya una reunión informativa antes en el barrio, se vaya al HCD y se vuelva al barrio con las resoluciones. Habiendo un consejo de comisiones barriales van a tener otras responsabilidades para establecer prioridades, para que el HCD no se vea tironeado de un lado y de otro, sino que trate los temas que las comisiones vecinales han analizado. Los consejos barriales deben ser un entrenamiento para los futuros concejales. Los concejales no tienen gimnasia, prácticamente la Municipalidad es una academia de formación paga, tanto para el Ejecutivo como para el HCD.  Acá entra de nuevo el tema de la revocatoria del mandato. A menudo se escucha que un intendente dice que no le alcanzó el tiempo. Creo que una gestión debe alcanzar si gobierna desde el otro día de asumir, y no que pasen dos años antes que conozca claramente las necesidades de su pueblo. Si nosotros estamos obligando al intendente y su grupo a preparar una plataforma electoral, con profundidad, ese partido político debe estar trabajando cuatro años antes, y lo obliga a funcionar como una escuela, como dice la Constitución Provincial con ‘actividades de capacitación e investigación’. Entonces los partidos políticos empiezan a jugar otro rol.

Control de cuentas

–  ¿En materia de control de cuentas qué está pensando?

—  En el control de las cuentas del Estado, un tribunal de cuentas local debe estar en manos de la oposición. Pero ¿cómo lo establecemos? Me fui a la carta orgánica de la ciudad de Córdoba y allí el Tribunal de Cuentas está en manos del oficialismo. No me gustó eso y me puse a averiguar. De la minoría como sacás un Tribunal de Cuentas, lo vas a sacar de los concejales. Vamos a suponer que estén en condiciones los concejales, que solo se les exige leer y escribir. Pero se necesitan contadores y abogados. La ciudad de Córdoba lo solucionó poniendo en las boletas electorales candidatos al Tribunal.

Podemos tener un Tribunal de Cuentas para dos o tres localidades, así sería más ‘barato’. Que se dediquen a revisar cuentas en tiempo perentorio. Por ejemplo, analizará las licitaciones, estar presentes en el momento de la licitación, participar en el momento del pago, y las observaciones deben hacerse inmediatamente. Para que no suceda lo que pasa con el Tribunal de Cuentas provincial, que recién estudia los casos después de un año, que hace ‘autopsias’ de acciones de gobierno que no se pueden volver atrás.

–  ¿Propone la revocatoria del mandato de un intendente?

—  Se puede plantear la revocatoria del mandato a un intendente que no cumple con la plataforma, pero hay una salvedad. Con la inestabilidad económica que tenemos en el país, muchas veces no se puede cumplir con la plataforma; pero otras veces es por desidia. Por eso se debe demostrar que se preocupó, por eso debe darse participación a la oposición en los trámites. Por ahora, la oposición nunca participa de la gestión propiamente dicha, que es la administración. La revocatoria de mandato debe merecer una discusión muy importante en los convencionales. Lo mismo con la remoción de un concejal. Una convocatoria a comisión investigadora del Concejo Deliberante (HCD) debe merecer una discusión especial, porque si hay cosas un concejal sospechado y denunciado por un par, los dos deberían abandonar el cargo mientras dure la investigación. Los suplentes asumen como concejales, y los titulares ¿siguen cobrando sueldo, cobran los suplentes, si se demostró la inocencia, vuelven los titulares? Se va a tener que discutir el tema.

Partidos políticos

–  ¿Qué roles propone para los partidos políticos?

— La Constitución Nacional y la Constitución Provincial los reconocen como instituciones fundamentales del sistema democrático, pero le ponen ‘cuatro renglones’. En la Carta Orgánica planteo que se les dé otra entidad. El Estado contribuye al sostenimiento y la formación de sus dirigentes. Crespo, la comunidad más importante de Paraná Campaña, ¿qué aporte para la preparación de sus políticos tiene? La ley les da jerarquía a los partidos políticos,pero no les da nada operativamente. No podemos contar con un local, porque no tenemos ingresos. Y como los partidos políticos están desprestigiados, los jefes comunales no se animan a darles aportes porque deberían hacer un discurso muy político para empezar a darles jerarquía, porque los partidos son las únicas instituciones que podrían proveer de personas para el sistema. Y son los únicos que pueden poner gente en una lista. Después nos quejamos si va cualquiera en una lista. El ideal es que el Estado municipal le provea a capacitadores de los distintos partidos para que den charlas. Y que a fin de año se conozca que por una capacitación, personas del partido A se han formado, por ejemplo, en el análisis del presupuesto. Si no cumple el partido con las capacitaciones, se hace un cargo ante la sociedad que ‘tal partido PP no motorizó ninguna capacitación’. Hablo de programas de capacitación abiertos al público también, más allá de la participación de los militantes y dirigentes partidarios. Nuestros políticos nunca se capacitan para gobernar, se capacitan para ganar una elección, que es otra cosa. Que me disculpe alguno, si no me enteré.

–  Uno de los vicios de la política, hoy, es la encuesta de opinión pública para decidir cómo gobernar en cada tema.

—  Fijate que pasó con la Corte Suprema de Justicia y el fallo por el “dos por uno”. Las distintas tendencias: unos están atentos a lo que dice la ciudadanía y otros atentos a la letra, a rajatablas, de lo que es la ley. Por eso, vuelvo a insistir que si nos animamos a proponer la primera carta orgánica de Entre Ríos, es doble responsabilidad por el efecto del ‘copiar y pegar’.

–  ¿Cuántos artículos hay en el bosquejo?

En el bosquejo hay 155 artículos, pero no está todo el tema electoral, que es un ‘copiar y pegar’ de la legislación existente.

Divulgación y debate

–  ¿Qué está haciendo políticamente con esta propuesta?

— Hablé con el oficialismo, están en conocimiento y les interesó. En el PJ no le dan mucha ‘bola’. Entre los radicales tampoco, hay tres tipos a los que les interesa.

Vamos a tener que hacer docencia con la Carta Orgánica. Por ejemplo, en lo ambiental establecer si decretamos ‘ciudad protegida’ en temas como el dictado de normas sobre sustancias tóxicas ‘de cualquier naturaleza, que puedan provocar riesgo real o potencial a la salud, flora y fauna, aire, y la protegen de todo tipo de actividad contaminante.   quedan prohibidos en el ejido municipal el desarrollo, fabricación, importación, tenencia y uso de armas nucleares, biológicas o químicas, y la realización de ensayos y experimentos de la misma índole. Y también contra el depósito de armas convencionales, con el tema de los terrenos del Ejército.

–  La Carta Orgánica podría debatirse electoralmente en 2018.

—  Sí, pero qué tiene de importante las elecciones de este año para no discutir ahora la Carta Orgánica y elegir convencionales. Me dijeron sinceramente que ‘estas elecciones el intendente las puede tomar como un plebiscito de la gestión local’. En esto hay que aprender a dividir una cosa de otra, una elección de diputados que no involucra al pueblo, de una elección de convencionales para establecer la constitución municipal.

Todos los políticos de Entre Ríos, y me incluyo aunque soy un ‘cuatro de copas’, hablamos de federalismo. La Carta Orgánica es la llave del federalismo. De esta manera, con la Carta Orgánica empezamos a mejorar. Como es una decisión política y nuestro partido en su doctrina es muy inclusivo y determinante hacia quien van dirigidos todos los esfuerzos, que es el pueblo, entonces yendo en línea con eso, nuestro partido ya está hablando con gente del oficialismo para que esto se lleve a cabo. No se puede tomar que estamos arriando banderas porque es un precepto del PJ, ‘primero la Patria, después el movimiento y terceo los hombres’ Nuestra patria es Crespo y como consideramos que la Carta Organica va en beneficio de los ciudadanos de Crespo, tenemos que operar en ese sentido, y no nos importa con quién operar, en este caso con el oficialismo que es de otro signo político, para operar en beneficio del pueblo. Vamos a tratar de hacer realidad eso y demostrar que trabajamos en función del bienestar del pueblo”.

Quién es

Rubén Avero es presidente del Consejo de Unidad Básica del Partido Justicialista de Crespo, elegido en las internas realizadas en abril del año pasado, donde hubo lista de unidad y consenso. También es dirigente de la Agrupación “17 de Octubre”, con la que se presentó como precandidato a intendente municipal en las elecciones internas PASO de agosto de 2015.

Con una larga militancia de más de cuarenta años en el peronismo, donde solo ocupó cargos partidarios y nunca tuvo cargos electorales o en el Estado, se ha abocado en los últimos tiempos a estudiar y trabajar en un proyecto de Carta Orgánica Municipal para nuestra ciudad.

Investigación científica y boletas electorales

“Ahora, con la legislación que tenemos el Municipio no promueve la investigación científica y ahí podríamos estar definiendo las características del pueblo. Entonces, propongo la formación de recursos humanos dentro del Estado en ciencia y tecnología. Por ejemplo, para estudiar el desarrollo de la boleta electrónica, que se podría desarrollar en Crespo, promoviendo desde el Estado Municipal ese tipo de elección. Y se termina un curro impresionante que tiene que ver con las imprentas autorizadas a imprimir boletas. Conozco bien ese tema, porque unos tipos como nosotros que nos tenían que proveer de 20 mil boletas para la interna del 2015, nos proveyeron 22 mil boletas, 12 mil quedaron inutilizadas, y las tengo guardadas. Y cuando nos fuimos a inscribir en el registro del partido, eran tales las exigencias de color y calidad, que yo salgo rubio en la foto de la boleta y te lo puedo mostrar. ¿Qué tanta exigencia para eso si después las boletas que me dieron ni yo me conocía? Cuando las fui a retirar de la imprenta de Sauce Viejo, había montañas de papeles desechados. Si se desechan de diez, cinco, no las perdió la imprenta, las cobró. Ahí está otro problema”.

El esqueleto de la Carta Orgánica

La propuesta de Avero incluye como puntos centrales, los siguientes items:

  • Preámbulo o Declaración de Principios

Dignidad de la persona, respeto de los derechos humanos, protección de los bienes superiores del hombre, etc.

  • La ciudad como sociedad política

Artículos de ‘fe política’ que ampliarán las declaraciones del preámbulo; se fijará el alcance de la autonomía municipal, la publicidad de actos de funcionarios y órganos públicos, principios éticos, relaciones con otros municipios, la Provincia, el Estado Federal, estados extranjeros; los símbolos de la ciudad.

La Persona

Sociedades intermedias

Territorio Municipal

Principios fundamentales de las políticas de Estado como cultura, educación, salud, empleo, asistencia social, seguridad, ambiente, turismo, urbanismo, tránsito, etc.

  • El Estado Municipal

Departamento Ejecutivo y Departamento Deliberativo

Elección de autoridades, suplencias o sustitución de funcionarios, atribuciones y procedimientos de funcionamiento; sanción de ordenanzas y normas; requisitos, incompatibilidades e inhabilidades para ocupar cargos; cupo por sexos.

Composición de órganos deliberativos, formas de elección; etc.

Dejar respuesta