La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) elaboró un ranking con las ciudades más afectadas por la venta ilegal. De ahí se desprende que en promedio, en las ciudades con las denominadas “saladitas” se registró en noviembre un puesto de venta ilegal cada 348 habitantes.

El dato surge de una muestra de 500 ciudades del territorio nacional. Allí se encontraron 99 localidades con formatos comerciales tipo “saladitas” y manteros en el 75 por ciento de las zonas recorridas. Sólo de IVA el Estado habrá perdido de recaudar 25.235 millones de pesos este año, hizo notar CAME.

La entidad empresaria destacó también que a nivel global, “hay 490 saladitas en el país y 124.912 vendedores informales en 500 ciudades”, y el movimiento económico que generaron en noviembre ascendió a 10.015 millones de pesos, en tanto que cerrará el año en 120.177 millones de pesos.

El ranking

Según el indicador de penetración del comercio ilegal que elabora CAME, donde se mide la cantidad de habitantes por puesto de venta irregular en cada ciudad, en noviembre 2018 la peor situación ocurrió en Las Breñas provincia de Chaco con un puesto cada 21 habitantes.

Le sigue en el ranking la localidad de Ingeniero Juárez en Formosa con un puesto cada 29 habitantes y mucha venta de productos que ingresan desde Bolivia y el sudeste paraguayo, y Santa Rosa en Mendoza con un puesto cada 41 habitantes.

Luego está la ciudad de Villaguay, en Entre Ríos, como otra de las más afectadas por la venta informal, con un promedio de un puesto cada 57 habitantes seguida por El Bolsón en Río Negro, con un vendedor ilegal cada 58 habitantes.

En Pirané (Formosa) y Mina Clavero (Córdoba) se detectó un puesto cada 60 habitantes ocupando así el lugar 7 y 8 del ranking.

Se puntualizó respecto al ranking que los puesteros de las ciudades localizadas en las provincias de Formosa y Misiones venden muchos productos que ingresan de contrabando desde Paraguay y Brasil, afectando al comercio local.

Mejor que en 2017

El dato de las “490 saladitas” importa una “mejora frente a un año atrás”, remarcó la entidad recordando que en 2017 “la penetración de la venta clandestina era de un puesto cada 314 habitantes”, destacó CAME. Y entendió que esta baja se debe a que “básicamente muchas de estas ferias se fueron regularizando a través del trabajo conjunto entre cámaras empresariales y municipios”.

De todos modos “creció enormemente la modalidad manteros”, remarcó la Confederación y precisó que la cantidad de puestos en saladitas se redujo 17,1% frente a la medición de un año atrás, en parte porque hubo menos de esos predios y también porque en los que siguen abiertos se detectaron más lugares vacíos.

En cambio creció 112,8% la cantidad de manteros en las 500 ciudades relevadas, desde 37.239 a 79.259. Además, se detectaron en total 490 saladitas con 45.653 puestos, 9.438 menos que un año atrás.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here