El Senado entrerriano dio sanción definitiva al proyecto de ley que aprueba el Consenso Fiscal suscripto en noviembre pasado entre el Estado nacional, Entre Ríos y otras 22 provincias.

Previo a la aprobación tomó la palabra el senador Ángel Giano (FpV-Concordia), quien dijo que el proyecto de adhesión al Consenso Fsical, que cuenta con media sanción de Diputados, “contiene en primer lugar la aprobación del consenso suscripto por las provincias y la Nación el 16 de noviembre”.

“Este consenso fiscal tiene como fin generar una coordinación, un régimen federal de las finanzas públicas, eliminar situaciones distorsivas y sentar las bases para una nueva Ley de Coparticipación Federal de Impuestos y que se puedan restituir a las provincias los recursos genuinos que le han sido quitados”, dijo.

Luego Giano destacó que uno de los grandes beneficios para Entre Ríos “es que aumentan los fondos de Nación para paliar el déficit de la Caja de Jubilaciones de la Provincia” y sostuvo que, en este sentido, “es conveniente” para Entre Ríos, “fundamentalmente si el Gobierno nacional cumple con lo suscripto”.

La iniciativa “también contiene un apartado basado en la progresividad fiscal y modificaciones al sistema tributario entrerriano”.

“Contiene una reforma tributaria que creo que es progresista, ya que se empezará a cumplir el principio de que quien más gana más tributa, e implica una baja de la presión tributaria basado en la buena conducta tributaria”, explicó Giano, al tiempo que brindó precisiones sobre las modificaciones impositivas que el proyecto establece.

“Creemos que hay que acompañar el Consenso Fiscal y la reforma tributaria”, finalizó.

Luego tomó la palabra el senador Raymundo Kisser (Cambiemos), quien sostuvo que hay que diferenciar entre un pacto y un consenso fiscal: “Los pactos implican que hay un vencedor que impone algo al vencido. En esta oportunidad estamos ante un consenso e incluso el gobernador Gustavo Bordet dijo públicamente que nunca tuvo ninguna presión para llegar a este entendimiento”.

Luego manifestó que con este consenso fiscal “Entre Ríos no resigna recursos, a diferencia de lo que sucedió con los pactos anteriores”.

Finalmente se refirió a la compleja situación por la que atraviesa la Caja de Jubilaciones y resaltó la necesidad de “meterle bisturí” al organismo para “tratar de que sea sustentable en el tiempo” y se continúe garantizando el 82 por ciento móvil.

Por último, Kisser felicitó a Bordet “por haber firmado este consenso fiscal”.

Por su parte, el vecinalista Pablo Canali (FpV) manifestó su “absoluto rechazo al consenso fiscal porque hace retroceder el federalismo” y aseveró que “los intendentes van a ser los más perjudicados”.

“Este consenso, como le dicen, es más de lo mismo y es igual a los pactos fiscales anteriores. Para mí es un pacto porque no se discutió de igual a igual, sino que hubo una gran asimetría de poder”.

También dijo que la reforma tributaria perjudica fuertemente al sector avícola y por último, aseveró: “Con esto se va a incrementar la dependencia de las provincias a la Nación”.

Dejar respuesta