Victoria.- En la sesión ordinaria del miércoles 8 de agosto, la concejal del Frente para la Victoria (FpV) Isa Castagnino presentó un proyecto de resolución “ante el mal estado del puerto Victoria”. La concejal se hizo eco de la solicitud de pescadores y la visible situación en la zona. El proyecto fue acompañado con la firma de sus compañeros de bloque.

El proyecto

Así las cosas, Castagnino manifiesta en el considerando “que en este momento es notable la bajante del río, que afecta notablemente al sector pesquero (…) generándole dificultades para realizar su actividad comercial”. Sumado a lo anterior, la concejal sostiene que los ríos, para mantenerse en buen estado y que sus navegaciones estén francas y libres de impedimento, “deben repararse de continuo”.

De esta manera, remarca que la responsabilidad de garantizar la navegabilidad y limpieza es del Estado Municipal y que es necesario “valorar la solicitud de los vecinos que han realizado al Departamento Ejecutivo en diversas oportunidades”. En este sentido, argumenta que, a raíz de la falta de limpieza en la zona del Puerto Victoria, se ha convertido en un sector riesgoso “dada la gran presencia de roedores, que podrían generar la proliferación de enfermedades”.

En conclusión, Castagnino solicita al Ejecutivo que garantice “tareas o gestiones para efectuar el dragado en el riacho Victoria”, y también “la limpieza en forma permanente” y desarrollar una acción inmediata en el embarcadero local. La edil dijo, consultada por nuestro semanario, que visitó la zona en cuestión y que lo mencionado es notable.

Las tareas realizadas

Además de esta situación que Castagnino planteó ante el Concejo Deliberante y que es visible para cualquiera que haya visitado la zona, Paralelo 32 consultó a Gustavo Brassesco, encargado de saneamiento ambiental y control de plagas, dependiente de Defensa Civil, sobre las tareas realizadas.

Con respecto a la parte de zona puerto, Brassesco dijo que empezaron a monitorear y que actualmente están desratizando.

“Específicamente tenemos tres puntos críticos; uno es toda la zona del camping, desde la costa a calle Néstor Kirchner; después, el punto más crítico hoy por hoy es la zona de dársena, donde estacionan todas las canoas, esa parte, donde estaba el embarcadero es la más crítica; y la tercera fase es la zona de galpones, que no solamente se está rompiendo y moviendo todo eso, sino que tenemos la bajante y tenemos mucho cúmulo de escombros y arena, pero está desratizado todo lo que es el embarcadero, en la guardería náutica”, dijo.

Por otro lado, el empleado municipal subrayó que están trabajando con preponderancia en dos puntos. “El primer punto es donde están los trabajadores de la cooperativa, en esa esquina. Y el otra, en la zona de galpones, incluso metiéndonos en la parte que ahora fue entregada a manos privadas, toda esa zona donde la gente va a pescar de manera deportiva”, señaló.

Brassesco indicó que además de trabajar en la colocación de cebos, realiza un constante monitoreo. Lo anterior se debe a que los primeros indicios de hantavirus o leptospirosis pueden observarse analizando a animales domésticos que también se contagian de la orina de los roedores.

El diálogo con Brassesco fue sobre el cierre de edición e incluso nos mostró diapositivas de un trabajo comunicacional que se desarrollará en semanas venideras, según informó. En estas diapositivas se aprecian las precauciones que la población debe tener para evitar la proliferación de roedores. Sobre esto, dijo que el enemigo tanto de las ratas como de los mosquitos que transmiten enfermedades son “el orden y la limpieza”.

Asimismo, recomendó a los lectores evitar la acumulación de chatarra y mantener la limpieza en los hogares. Finalmente, advirtió que la bajante del río es preocupante y que eso vuelve más complejo el control de la situación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here