Victoria.- La artista Rosa Núñez expone sus cuadros en la Agrupación Cultural Victoria (Italia 474). Asimismo, la muestra comenzó el 28 del mes pasado y se extenderá hasta este domingo 20 de mayo. Las obras de la pintora están de manera permanente en la Agrupación Cultural, pero Núñez se presenta a partir de las 18:00 horas para aquellos que quieran conversar con la autora.

Si bien resulta una contradicción en sí mismo ponerle palabras al arte pictórico, podemos convenir que una de las curiosidades que se observan en la obra de Núñez es la utilización de diferentes técnicas con distintos elementos en el cuadro. En este sentido, la artista local accedió a hablar con Paralelo 32 sobre diversas cuestiones.

—Podemos ver obras pintadas con vino, contanos las diferentes técnicas que utilizás para pintar.

—Una de las técnicas que se pueden apreciar es la pintura con vinos regionales. Se trabaja muy parecido a la acuarela, se deja secar y los valores se obtienen de acuerdo a la cantidad de secado; se trabaja con Papel Romani y se enmarca con vidrio, igual que la acuarela. Los valores se logran de acuerdo a la cantidad de tiempo de estacionamiento que tenga la obra, yo trabajé con hasta tres obras a la vez, se trabaja por partes. Lo primero que hice fue algunos bodegones y luego incursioné con mi dibujo de abstracción de figura humana, así que también van a encontrar algunas recreaciones de figura humana, que fue lo último que hice. Realicé una serie de quince obras, algunas están intervenidas con elementos referentes al vino como corchos, fotos, vidrio, etcétera. En algunos empleé la técnica de la textura visual.

—¿Considerás importante el elemento en sí en la composición de una obra?

—La verdad que sí. A mí me costó muchísimo pasar del color a los valores. En realidad, con el vino se trabaja con valores, de acuerdo a ellos surge la obra. Ese corte con el color me costó. Pero fue toda una experiencia linda que me permitió exponer en Vinos del Litoral en Rosario y en galerías.

La vida de un artista no siempre pasa por el arte. Lo anterior quiere decir que hasta las personalidades más laberínticas tienen que vivir dentro de un sistema de consumo prestablecido. No obstante, Rosa nos dice que “gracias a Dios” siempre pudo vivir de su arte. Incluso, hace una diferenciación curiosa sobre la que indagamos. “En otro momento, cuando no trabajé como docente, trabajé como artesana”, nos comenta.

—¿Y cuál es la diferencia entre arte y artesanía?

—Pienso que la artesanía es la primera manufactura del hombre, el hombre se inició con la artesanía, con el barro. Por otro lado, la pintura abarca otros conocimientos, con el tiempo nos fuimos cultivando en el arte. Pero la artesanía es una de las primeras manifestaciones del hombre.

Nietzsche decía que “tenemos el arte para no morir de la verdad”. Por su parte, Camus aseguraba que “si el mundo fuese claro no existiría el arte”. De lo anterior se sigue que hay un trabajo descriptivo y sentimental en lo que llamamos arte.

Bajo este marco conceptual, le preguntamos a Rosa sobre su cosmovisión artística. “El arte es transmitir. También hay que saber observar, depende de los ojos que miran”, contestó.

—Te transmitimos una pregunta literaria a la pintura: cuando empezás un cuadro, ¿ya sabés cómo va a terminar?

—Depende. Yo me propongo algo cuando empiezo un cuadro. Entonces realizo un bosquejo, pero cuando estoy pintando, quizá me gustó otra cosa y lo intervengo. Yo recreo en base a algo, pero luego hay cosas que te mueven. Por ejemplo, yo con el vino empecé haciendo bodegones, pero después no pude aguantar y me salió la figura humana, lo incorporé. Pinté un cuadro con una mujer caída de espaldas, con una copa, ebria, y unas sábanas blancas. Eso es una sensación que me pasó con el vino. Mucha gente me pregunta si bebo, y lo hago en ciertas ocasiones, tomo una copa en los asados. Lo del vino en realidad me llamó porque es algo nuestro, de acá de Victoria, y estoy buscando todo lo que es de nuestra ciudad.

Los cuadros

Además de la técnica de pintura con vino, el público podrá observar obras en lápiz y acrílico. El tema de la figura humana se repite en las distintas series de Rosa. “Lo último que hice fue Miradas Reflexivas, muchos ojos en diferentes posiciones y colores. Esta serie está referida a mirar el mundo: cómo nos mira él y cómo miramos nosotros”, concluye.

Dejar respuesta