En un mensaje a través de las redes sociales, las Fuerzas Armadas confirmaron que el submarino ARA San Juan, desparecido hace un año, fue identificado en el punto de interés que investigaba la expedición del Ocean Infinity, a 800 metros de profundidad.

“El #MinisterioDeDefensa y la #ArmadaArgentina informan que en el día de la fecha (por este viernes), habiéndose investigado el punto de interés N°24 informado por Ocean Infinity, mediante la observación realizada con un ROV a 800 mts de profundidad, se ha dado identificación positiva al #AraSanJuan”, escribió el organismo militar.

Según indicó la empresa Ocean Infinity, que cobrará 7.5 millones de dólares por el hallazgo, el submarino estaba localizado a 800 metros de profundidad, a unos 500 kilómetros de Comodoro Rivadavia, donde se había montado el centro de operaciones durante la búsqueda.

Los trabajos de búsqueda en el océano, en los que participaron en los primeros meses diversos países, se delimitó a 430 kilómetros de la costa, en torno a una zona donde varias agencias internacionales señalaron que se detectó una explosión horas después de que desapareciera la nave.

Fue a principios de septiembre pasado cuando la empresa estadounidense, contratada por el Gobierno, retomó el rastreo del lecho marino, pero tampoco hubo suerte.

“El primer lugar donde ellos empezaron a buscar era donde se dio la última comunicación. Ahí no están. Nosotros empezamos a pedir que los empiecen a buscar donde se escucharon los golpes del casco” del submarino, señaló el pasado jueves la hermana de Alberto Sánchez, tripulante del sumergible, durante un homenaje al cumplirse un año de la desaparición, al que asistió el presidente del país, Mauricio Macri. Fue allí donde finalmente dieron con la embarcación.

El submarino argentino desapareció el 15 de noviembre del año pasado con 44 tripulantes a bordo, cuando se dirigía desde Ushuaia a Mar del Plata.
La nave participó en unas maniobras en el puerto austral de Ushuaia y el 13 de noviembre partió de nuevo hacia Mar del Plata, trayecto en el que, a unos 400 kilómetros de la costa y dos días después, hizo su última comunicación.

Horas antes, el comandante alertó de un fallo provocado por la entrada de agua por un conducto de ventilación (snorkel), que se filtró en el compartimiento de las baterías eléctricas y produjo un principio de incendio.

Aunque la Armada argentina aseguró en varias ocasiones que ese fallo fue “subsanado” y que el San Juan continuó navegando hacia Mar del Plata, lo cierto es que se perdió su rastro y nunca arribó al puerto de esa ciudad, donde tenía prevista su llegada el 19 de noviembre.

 

(Clarín)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here