El senador provincial Raymundo Kisser (Cambiemos-Paraná), propone a través de un proyecto de Comunicación que presentó esta semana en el Senado, que el Ejército Argentino transfiera al Servicio Penitenciario de la provincia, en forma transitoria, instalaciones ociosas para alojar a personas que están con salidas sociolaborales.
La iniciativa del senador radical plantea al gobernador Gustavo Bordet que “inicie gestiones ante el gobierno nacional”, considerando que el sistema carcelario entrerriano está superpoblado y se aproxima la sanción y puesta en vigencia de la ley de narcomenudeo, que podría generar más sobrepoblación de internos si se avanza contra los numerosos ‘kioskos’ de drogas que inundaron en la última década los barrios de cada localidad de la provincia.

Kisser aclara

En declaraciones a Paralelo 32, Kisser aclaró el alcance de su proyecto. “Construir una nueva cárcel va a llevar tiempo; cuando rigió por 20 días la anterior ley de narcomenudeo metieron 60 tipos presos, imagínese lo que va a ser cuando la nueva ley de narcomenudeo funcione”. Aclaró que su pedido se refiere a instalaciones militares cercanas a las cárceles que ya existen, como en Paraná, Victoria, Gualeguay, Gualeguaychú o Concordia. Además, según el senador, la provincia aloja en sus cárceles alrededor de 300 presos federales, “en su mayoría condenados por narcotráfico”, subrayó y aclaró que la provincia recibe las partidas nacionales para su mantenimiento. “Pero si no estuvieran alojados en la provincia, habría espacio para la población carcelaria entrerriana”, acotó al destacar que el proyecto de comunicación busca que la Nación compense de alguna manera esa situación que contribuye a la superpoblación carcelaria.

El proyecto no afectaría a poblaciones más chicas, como Crespo, alejadas de las cárceles existentes. “Porque con el mismo personal carcelario se tendrá que atender a los presos con salidas socio-laborales; no van a tener presos en Crespo cuando la cárcel y el lugar de trabajo de los internos están en Paraná a 40 kilómetros”, dijo Kisser. Subrayó que “no hay posibilidad ni riesgo de que se instale una cárcel en Crespo; no es la intención del proyecto de comunicación”.
El senador finalizó señalando “publique que se pueden quedar tranquilos porque en mi proyecto Crespo no entra”.

Dejar respuesta