** Siempre se puede estar un poco más mal que otros y en eso no tiene que ver en qué palo del gallinero te toca dormir; es más bien cuestión de actitud algunas veces, otras es cuestión de plata, salud, amor o de ambiciones incumplidas. Estamos en el periodo de vacaciones de invierno, por ejemplo, y hemos escuchado al pasar el encuentro de dos personas, una se queja porque no le alcanza la guita para salir de vacaciones, la otra le dice ‘yo ni vacaciones tengo’.

** Es así, el receso de invierno es para algunos empleados de la administración pública; judiciales, docentes, legisladores, concejales… Si estás en uno de estos rubros, puede no alcanzarte la guita para llegar hasta una pista de esquí de Mendoza, pero con un poco de ingenio te sacudís de encima la poca herrumbre que podes haber juntado en cinco o seis meses. Una forma de reforzar el vínculo familiar sin salir de casa es ponernos de acuerdo en abandonar el celular durante dos horas diarias y mirarnos a la cara. Podés descubrir una vida nueva.

** Si estás entre los bendecidos por el receso invernal obligatorio rentado (con salario), por prudencia evita el tema con cualquiera de los 6,28 millones de empleados del sector privado registrados, que durante los primeros 5 años se las tienen que arreglar con 14 días de vacaciones y no hay otra cosa. Tampoco a los 2,1 millones de cuentapropistas, que no tienen vacaciones pagas. No es de buen vecino recordárselo.

Algún nieto lo agradecerá 

** Convengamos que está bien que tengan que seguir apechugando aquellos 8,4 millones, después de todo alguien tiene que quedarse a sostener el erario público ¿no es cierto? Sus hijos y nietos se lo van a agradecer. Ya aparecerá algún nieto que dentro de treinta años diga “estamos para el tujes, pero a Dios gracias mi abuelo y mi abuela trabajaron 2.288 horas anuales para que hoy no estemos peor.

** ¿Acaso hay algo más satisfactorio y halagüeño a que un nieto te recuerde post mortem? Imagínatelo al tipo diciendo que después de todo no eras lo que parecías. Son sacrificios que quizás no alcanzan para el bronce pero sí para el acrílico móvil; si logramos ser comprendidos tardíamente, nos perpetúan en una foto sobre algún mueble de la casa de nuestros descendientes. Bueno, tampoco pluralicemos, más bien digamos de algún descendiente sensible a reconocimientos tardíos.

Premios por cumplir con el deber             

** Mientras no falten los treinta de verano, quince días en invierno no le vienen mal a nadie, mucho menos al diputado Allende, que según se dijo en un medio paranaense está en un hotel cinco estrellas en Roma. El hombre está procesado y no por culpas ajenas, pero sin restricciones para gastar su fortuna fuera del país. ¿Pero por qué estamos hablando de esto? Click. En algunas partes del territorio nacional, si te has portado bien en la administración pública las vacaciones de julio se pueden estirar a todo el mes. Es raro, pero es Argentina; te pagan el salario para que cumplas tus obligaciones y te premian si les haces el favor de cumplirlas.

** Eso está pasando en Tierra del Fuego, donde la gobernadora Rosana Bertone emitió un decreto estableciendo una licencia especial de 14 días, además de la de invierno que los estatales ya gozan, para aquellos que tengan un nivel de presentismo óptimo y que no hayan faltado a sus puestos de trabajo en los 6 meses previos. Después de recibido este premio pueden abusar durante los 6 restantes.

Las vacaciones “extras” serán para quienes no hayan realizado paros, no tengan sanciones, no hayan consumido los excesos de inasistencias, ni por artículos del convenio ni por enfermedad.

** La licencia especial no alcanzará al sector docente ya que los mismos tienen por Calendario Escolar su licencia durante todo el mes de julio. Además una licencia extra para los docentes –dicen en el gobierno fueguino- implicaría que dejen de dictar clases en las escuelas lo cual no estaría avalado por el Ministerio de Educación, y ya sabemos cómo tiemblan los docentes díscolos cuando saben que algo no está avalado por ese Ministerio (casi siempre a cargo de alguna o algún colega). Tiemblan en Tierra del Fuego, donde hay registros de temperatura bajo cero y neviscas.

Se me encarnó el Smart          

** Las vacaciones de invierno son, más allá de toda parodia, beneficiosas por donde se las mire. Para la salud personal y la de los cuentapropistas del área de servicios, que necesitan estos picos recaudatorios varias veces al año para salvar la ropa y seguir pagando los sueldos. Donde quedan dudas en cuanto a la antigua y perimida idea de que facilita más horas de convivencia a la familia joven; eso dependerá de cuánto tiempo está dispuesto cada uno a abandonar su celular o Smartphone y buscar un par de ojos para mirarlos de frente.

** Esos aparatitos que ya son una extensión de nosotros mismos, como un apéndice externo de nuestro cerebro, se vuelven cada vez más peligrosos. Ya sabemos que desde la primera hora en que los hemos usado y hasta este mismo momento, toooooodo ha quedado registrado, nunca se puede borrar definitivamente, y ahora sabemos que además de ser cautivos podemos ser espías y ser espiados.

Buchoneo peligroso                

** KidGuard es una aplicación móvil que se promociona a sí misma como una herramienta para monitorear a los niños. Sin embargo, también ha promovido su mecanismo de vigilancia para otros propósitos y tiene publicaciones de blog con títulos tipo: “Cómo leer mensajes borrados del teléfono de tu amante”.

Una aplicación similar, mSpy, ofrece consejos a una mujer para monitorear en secreto a su marido. Hay otra más, Spyzie, cuyos anuncios salen en Google con los resultados de las búsquedas de términos como “descubre novia infiel iPhone”.

** En ese mundo virtual sobre tecnología para rastrear a otras personas sin su consentimiento. Más de doscientas aplicaciones y servicios ofrecen una variedad de opciones a los acosadores potenciales, desde el rastreo básico de ubicación hasta la recopilación de mensajes de texto e incluso la videograbación en secreto. Una veintena de servicios se promovieron como herramientas de vigilancia para espiar a parejas, según investigadores e información de The New York Times, medio del cual hemos tomado esta información.

** La infidelidad nos viene desde el cuaternario, que se inició hace 2,59 millones de años y llega hasta la actualidad. Si usted se fija, la mayoría de los dinosaurios tenían cuernos, cuando apareció el hombre trajo la hipocresía que hizo desaparecer toda cornamenta visible. Y ahora estos aparatitos nuevos tan alcahuetes, responsables de una nueva era de ruptura de vínculos matrimoniales.

** Ya es tarde, no sirve que disuelvas en ácido tu Smartphone. Felicitaciones a la Bertone y un aplauso para el asador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here