Algunos chaparrones de escasa intensidad que se registraron durante la noche del miércoles en diversas zonas de la provincia, fueron indicativos de que comenzaba a efectivizarse el pronóstico anticipado por el Servicio Meteorológico Nacional. Aunque los milímetros caídos no fueron de gran importancia, el pronóstico indica que en el transcurso de este jueves se registrarán vientos moderados a leves que irán rotando al este, existiendo la probabilidad de chaparrones y tormentas. La temperatura oscilará en los 18 grados de mínima y 28 de máxima, registrándose una humedad del 75%.

Como la llegada de la lluvia se espera el descenso de una masa de aire cálido e inestable, las marcas en los termómetros no se notarán a pesar de las precipitaciones; pronosticándose para este viernes una temperatura mínima que rondaría los 21 grados y la máxima en unos 28 grados.

Según el Servicio Meteorológico Nacional, el sábado continuarían las lluvias y podría haber una baja en la temperatura que rondaría los 16 grados de mínima y unos 18 en la máxima.

Dejar respuesta