Victoria.- La madre de una adolescente denunció en sede policial que cuando su hija de 13 años se dirigía a la escuela Nº48, donde estudia, fue seguida por un automóvil de color blanco, cuyo conductor insistentemente le pedía acercarla hasta el lugar donde se dirigía.

Según manifestó la madre de Ariana, ésta caminaba por calle Rondeau y América, cuando vio venir por calle América en la misma dirección, un auto blanco con los faros rotos –según recuerda– donde un masculino bajó el vidrio y la llamo manifestándole que la llevaba hasta la escuela. Ante la negativa de la jovencita el hombre se bajó del auto y comenzó a seguirla y fue ahí que la menor comenzó a correr hasta llegar a la escuela.

Según la descripción que dio la jovencita, el hombre era alto, flaco y tenía puesto una chalina que le tapaba parte de la cara a la altura de la boca; vestía pantalón a cuadros azul y campera negra. Tomó intervención en el caso la Comisaría de Minoridad y Violencia familiar.

Dejar respuesta