Ha llamado la atención que comenzando el otoño los crespenses nos encontráramos con una invasión de mosquitos en espacios verdes como plazas, parques, jardines. El Aedes Albifasciatus es el nombre del mosquito que está invadiendo no solo nuestra ciudad, sino que distintas provincias de la Argentina.

El Aedes Albifasciatus es una de las 30 especies del insecto –entre 200- que habitan nuestro país; y se lo conoce comúnmente como mosquito “charquero”, teniendo la particularidad de ser resistente a las bajas temperaturas.

“Están adaptados a temperaturas más bajas, como las de este otoño. Y hasta en invierno resisten en forma de huevo, que con un par de días con un poco de calor pueden eclosionar”, explicó el doctor Cristian Di Battista, becario del Conicet e integrante del Instituto de Limnología “Dr. Raúl A. Ringuelet” de La Plata (Ilpla).

Las fuertes y constantes lluvias que provocaron inundaciones en varias zonas de nuestro país, generaron una invasión de mosquitos muy agresivos, sin hábitos domésticos y que a pesar de estar en época otoñal, siguen proliferando.

“Pueden vivir hasta dos semanas, si no es que vuelve a llover como ocurrió en abril”, resaltó el experto.

Cuidados y prevenciones

-Para prevenir picaduras se recomienda usar prendas con mangas largas y con las piernas cubiertas cuando se está al aire libre.

-Pueden picar a través de la ropa, por lo que es necesario utilizar líquidos repelentes no solo en la piel expuesta, sino también sobre las prendas.

-Colocar telas mosquiteras en aberturas y ventanas.

-Encender espirales y tabletas repelentes dentro de los hogares, especialmente en las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde.

Dejar respuesta