“La ballena azul” es un juego que se viralizó por las redes y que incita a los jóvenes a realizar peligrosas pruebas hasta llegar al suicidio.

Comenzó en Rusia en 2015, donde se estima que generó la muerte de 130 adolescentes, y en los últimos días trascendió que esta siniestra moda llegó a América Latina. Se registraron al menos dos suicidios en Brasil vinculados a este peculiar desafío viral.

Para frenar lo que algunos consideran una epidemia digital entre los jóvenes, Instagram decidió lanzar un llamado de atención.

Así es que cuando se usa a esta red social, si se ingresa #ballenaazul en el buscador, aparece un mensaje donde se le pregunta al usuario si necesita ayuda.

Si se presiona en la opción Obtener ayuda, entonces, la persona es redirigida hacia una página donde figuran tres opciones: Hablar con un amigo, Ponte en contacto con una línea de ayuda y Recibe consejos y ayuda.

Cuando surgió, el juego se viralizó través de Vkontakte (VK), más conocido como el Facebook ruso. Consiste en 50 pruebas.

Las primeras son más bien inocentes pero luego se va aumentando la intensidad.

Se les pide a los adolescentes que se autolesionen, entre otras pruebas que ponen en riesgo su integridad física y mental, hasta que, en el reto 50, se los presiona para que se quiten la vida.

Usualmente extorsionan a los adolescentes diciéndoles que difundirán información personal para así obligarlos a participar de estos retos.

Dejar respuesta