Victoria.- El Presidente de la Caja de Previsión Social para Profesionales de la Ingeniería de Entre Ríos Prever, Ingeniero Agr. Diego Sainte Marie junto al Tesorero, Inge. Darío Maccione brindaron recientemente una charla informativa en la Agencia del INTA sobre Afiliación, Sistema Previsional, Subsidio Mutual y Seguro Asistencial.

En esa reunión convocada por el director regional del COPAER (Colegio de Profesionales Agrónomos de Entre Ríos), Carlos Destéfanis, se invitó desde el Círculo de Ingenieros local al Contador Fabián Zorzabal, quien mantuvo una atenta escucha y ocupó una suerte de moderador, para plantear una devolución futura sobre las implicancias de aquel primer encuentro, además de un análisis comparativo entre distintos sistemas previsionales.

Según precisó Destéfanis a este periódico, actualmente los ingenieros agrónomos aportan el 10% de la facturación profesional de honorarios a esta caja privada PREVER, “esto es obligatorio; en comparación con otras cajas, como puede ser una estatal donde aportan tanto el patrón como el empleado, la cifra ronda entre el 14 y el 16% cada uno. En nuestro caso, se generó la consulta ante los mínimos y máximos de aporte; tal vez de manera voluntaria, y el beneficio futuro una vez que la jubilación se concrete”.

Sobre estos puntos Zorzabal dijo a Paralelo 32: “hay seis colegios en Victoria, de los cuales sus profesionales hacen aportes para su jubilación a PREVER precisamente, y estos profesionales son los que hacen viable su funcionamiento”

Añadió que tienen varios beneficios, desde subsidios a hospedajes en centros turísticos, pero específicamente en el régimen jubilatorio es donde entran algunas dudas, y sobre este ítem, el contador manifestó: “primero hay que decir que PREVER es una caja privada de capitalización, con algo de solidaridad; es decir lo que deposita en esa caja cada profesional tiene que ver con lo que desea cobrar como jubilación. Y a muchos profesionales agrónomos (en este caso) no les queda claro el monto, y no quieren llegar a su retiro con un ingreso fijo ínfimo, y en función de ello, plantear alguna estrategia de aporte mayor –a ese diez por ciento que detalló Destéfanis–para que el monto sea más conveniente”.

Zorzabal agregó que no existe ningún inconveniente de solvencia con esta Caja, ni mucho menos, “fue netamente una inquietud de los agrónomos, y se me pidió que los aconseje. Hay que decir que ese ahorro no es el mismo en el primer año de profesión, que en el último, los valores son totalmente distintos”.

El contador aclaró que la decisión de cómo se invierte ese monto que los profesionales aportan se toma en el directorio de la Caja, “hay que decir que PREVER ha mostrado un cambio de mentalidad desde la última gestión hacia la economía real, y esto es otro tipo de inversión, son bienes físicos: casas, campos, etc. y no tanto hacia la parte de bonos, u otros”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here