Un grupo de más de 500 empresarios y dirigentes crearon hoy Industriales Pymes Argentinos (IPA) con el objetivo de “colaborar y aportar propuestas concretas que apunten a la competitividad” de las fábricas nacionales. En la carta de presentación, destacaron dos objetivos fundacionales: La necesidad de establecer un modelo económico que priorice la industria argentina como motor del desarrollo; y la protección y fomento a la PYME industrial nacional.

El punto de partida, desde la formalidad, se realizó en el Hotel Castelar -ubicado en Avenida de Mayo al 1100, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- con la aprobación del estatuto y la designación de las autoridades. Allí se definió que el titular del Parque Industrial Los Plátanos, Daniel Rosato, será el presidente del IPA, y será secundado por el vicepresidente de la Fundación Pro Tejer, Marcos Meloni, entre otros integrantes de la Comisión Directiva.

“Para posibilitar el avance en el proceso de cambios que propone el presidente Mauricio Macri, que es muy bueno para las empresas, necesitamos medidas inmediatas que nos permitan poder producir y vender en el mercado interno sin tener un competidor desleal. Por eso es importante  implementar medidas inteligentes para el comercio exterior porque significa preservar a la industria nacional protegiéndola a los productos que se realizan en el país. La baja de impuestos ayudará a la competitividad pero es necesaria complementarla con otras medidas”, afirmó Rosato.

El flamante presidente del IPA destacó que los costos laborales argentinos “siguen siendo altos” y señaló que “una de las cosas que tenemos solucionar es la cadena de valor porque producimos a un precio y después se duplica o triplica el costo en las góndolas”. “Hay que investigar qué sucede en los eslabones”, reclamó.

“Hagamos una tregua por seis meses en embargos, bajar intereses de la AFIP para el pago de deuda. Si no se hace, muchas empresas van a desaparecer. Tenemos que cumplir un ciclo que llevará un tiempo pero hay pymes que no pueden soportar ese tiempo”, enfatizó Rosato.

El escenario de creación del IPA se debió a la necesidad de hacer visibles las problemáticas de las pymes industriales, y la fundación llevó a la par la presentación de propuestas para superar las barreras del crecimiento del sector. El documento presentado como carta de presentación se tituló “En contra de nadie y a favor de todos”, como muestra de la vocación de aporte al diálogo convocado por el Gobierno nacional en las últimas horas.

Dentro de las “genuinas necesidades urgentes” por la que atraviesan los industriales para continuar la actividad productiva, destacaron nueve: Detener o suspender por tiempo determinado los embargos de la AFIP; disminuir la presión tributaria; disminuir la litigiosidad laboral; y acotar los montos de los juicios laborales.

También señalaron como necesidad estimular la compra de trabajo argentino; establecer un régimen de protección y estímulo a las industrias de sectores sensibles; establecer efectivos mecanismos de defensa de las importaciones; incorporar mejoras y estímulos efectivos a la promoción de las exportaciones; y recuperar calendario anual vinculado a la actividad industrial y productiva.

El IPA, a partir de la elaboración de propuestas realizadas por especialistas técnicos -que serán parte de los departamentos que funcionarán en la nueva entidad- propuso una serie de ocho puntos a dialogar: Facilitación de un marco previsible para la contratación de trabajadores; establecimiento de un fondo ahorro obligatorio de desempleo y retiro para los trabajadores; y la fijación de montos máximos a la litigiosidad laboral.

También impulsarán una ley de estímulo para la compra de productos nacionales; el fortalecimiento de los mecanismos de defensa comercial; la actualización y fortalecimiento de los mecanismos de promoción de las exportaciones; la puesta en marcha de mecanismos de alivio de la carga fiscal de las PYME hasta 80 trabajadores; y el recupero parcial del calendario anual de días laborables para la producción.

En ese sentido, adelantaron que le pedirán una reunión a las autoridades de AFIP/DGA; otras dos a las autoridades del Ministerio de la Producción y del Ministerio de Trabajo; y coordinarán una agenda de trabajo con dirigentes sindicales de la CGT.

El paso previo, según lo votado por los asistentes, será el desarrollo de un Congreso Industrial Pyme Nacional que “permita discutir la problemática” de cada una de las actividades del sector. A la vez, diseñaron delegaciones provinciales y regionales de IPA para la elaboración, difusión y presentación de propuestas.

“En tal sentido, convocamos abiertamente y de manera urgente a todas las PYMES industriales en el ámbito nacional a sumarse sin más bandería política que la defensa y promoción de la industria nacional”, destacó el documento de presentación.

Dejar respuesta