La policía ha reconocido que en estos tiempos de vacaciones las rutas están más frecuentadas que nunca, lo que aumenta el riesgo de accidentes, sobre todo cuando llueve.

Los agentes y los gendarmes suelen pedir a los conductores carnet habilitante, tarjeta verde y seguro al día, como mandan las normas vigentes, que hay que respetar.

Pero de paso preguntan: ¿De dónde viene? ¿A dónde va? Estas preguntas son perfectamente inútiles, pero además son inconstitucionales porque van contra el derecho a circular libremente por todo el territorio argentino.

Semejante derecho es reconocido a todos los ciudadanos, que son los soberanos en nuestro país, el conductor no menos que el agente de seguridad.

El artículo 14 de la constitución nacional enumera varios derechos fundamentales, entre ellos a entrar, permanecer, transitar y salir del territorio argentino. Y el artículo 13 de la declaración universal de derechos humanos dice: “Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado” y ” Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país.

La pregunta ¿adónde va? ¿de dónde viene? implica la necesidad de responder e implícitamente otorga al que la efectúa cierto poder en este caso sobre el ejercicio de un derecho inalienable, es decir, que nadie, ni queriendo, puede ceder a un policía o a un gendarme.

 

Fuente (AIM)

Dejar respuesta