Crespo.- Gran susto vivió una familia de calle María Esther de Miguel en la noche del jueves cuando se dispusieron a conectar una garrafa de 10 kg recién adquirida en el interior de la vivienda y se quedaron con el robinete (válvula o rosca) en la mano, produciéndose la fuga del gas que contenía. Fueron convocados los bomberos, pero al llegar un vecino había logrado sacarla al exterior, donde se terminó de vaciar, reduciéndose de este modo el riesgo que implica que esto ocurra en el interior de la vivienda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here