Imagen ilustrativa

El CGE ya ha hecho la adquisición de un sistema de control “facial”, ya no dactilar, de ingreso y egreso de los docentes en las escuelas. De ese modo se podrán superar los actuales conflictos que plantean los docentes respecto de la liquidación de sueldos.

Así lo aseguró el presidente del Consejo de Educación, José Luis Panozzo, quien dijo que ya no será necesario esperar que el directivo informe cuántos días trabajó un docente y qué jornadas estuvo ausente, aguardar que esa información llegue al área central del CGE y después se liquide el salario. Con el nuevo sistema, todo ese trámite será “on line”.

Cuántos

El nuevo sistema de control de ausentismo, dijo Panozzo, reemplazará al actual mecanismo de liquidación de los sueldos, que viene teniendo varios inconvenientes. Y que el cambio, aseguró, está pensado para toda la planta docente de Entre Ríos, que suman “55 mil en toda la provincia”, según datos del funcionario.

El tema no es nuevo, sino que se conoció ya a principios de año. En febrero último se supo que el Consejo de Educación avanza en un control del ausentismo docente, que suele alcanzar picos del 40 por ciento. El dato del presentismo y ausentismo en las escuelas es clave para luego procesar las liquidaciones salariales.

Pero será distinto al mecanismo que ahora rige en la sede central de Educación, donde los administrativos tienen un sistema de ingreso y salida mediante la impresión dactilar electrónica. Ahora, de lo que se trataría es de bajar a las escuelas un software para un control facial del docente, de modo de llevar un registro on line de la hora de ingreso y de egreso de la escuela. El procedimiento permitiría más de una registro por día, atendiendo a la dinámica de las escuelas secundarias donde el profesor tiene módulos distribuidoras a lo largo de toda la jornada.

Así, dijeron desde el CGE, se apunta a lograr un uso más amplio de las potencialidades que tiene el Sistema de Administración de Gestión Educativa (SAGE). Ese mecanismo sirve hoy para el control de ausentismo docente pero basadas en planillas que deben confeccionar los directivos, los rectores o el personal administrativo de las escuelas. Con el control facial a implementar, se eliminará la papelería.

El primero en hablar en forma pública de ese nuevo sistema en estudio fue el director departamental de Educación de Victoria, Gustavo Broin, quien contó que el asunto había sido abordado durante un encuentro con Panozzo y todos los supervisores departamentales de la provincia. “En el transcurso de este año, el sistema se va a ir aplicando en las escuelas de la provincia. Se va a comenzar con aquellas que tienen mayor dimensión, y se hará con lectores faciales, para hacer un acompañamiento de lo que es la asistencia del personal. Esto permitiría vincularlo con el sistema SAGE, que es lo que después permite hacer las liquidaciones de sueldos, y después llevar un buen controlar del cumplimiento de la asistencia del personal”, indicó, publicó El Diario.

Pruebas

Ahora fue el propio Panozzo quien habló del tema durante una extensa entrevista que concedió al programa “Ladran, Sancho”, de FM Radio Show, de Chajarí, durante la cual habló de la posibilidad de cambiar el sistema de liquidación de sueldos ante la cataratas de amparos y reclamos gremiales. Pero aclaró que “serán decisiones superiores que me exceden esto de volver a otro tipo de liquidación”.

Aunque dijo que lo que se requiere son “soluciones de fondo, y no con parches, tendremos que sincerar los mensajes hacia adentro y hacia afuera, y poder ir a soluciones de fondo. De última vivimos solucionando cuestiones coyunturales, o personales, y no damos soluciones de fondo. Tenemos que avanzar a una solución definitiva”.

El titular del CGE dijo que el organismo tiene esa solución. “Ahora, tenemos que consensuarla, porque podría haber algún tipo de resistencia a la solución definitiva para evitar los inconvenientes en la carga”, aseguró y aclaró que el camino sería “la instalación de relojes en las escuelas para tener on line la asistencia de los docentes directamente”. Pero dijo que deberá ser la impresión facial y no dactilar, porque ese último mecanismo tiene fallas. “El de las huellas del dedo trae problemas. Hemos tenido problemas en el CGE con ese control. Pero el control facial es la solución. Esto lo usa la mayoría de las empresas privadas”, apuntó.

Si bien admitió que podría haber resistencia sindical, dijo que la aplicación sería gradual. “Nosotros lo vamos a aplicar, gradualmente lo vamos a ir instalando. Ya hemos comprado los relojes para instalarlos. Hemos hecho pruebas. Y funciona. En este caso, no es el directivo el que hace este trabajo administrativo. Hay que tener en cuenta que el sindicato, en su sede central, para su personal administrativo, tiene instalado el reloj. Si lo puede hacer otro organismo, o el sindicato, ¿por qué no nosotros en las escuelas? Lo vamos a ir haciendo. Que sea gradual y estamos también solicitando a aquellos directivos que lo soliciten, que el sistema está a disposición”, puntualizó Panozzo.

1 Comentario

  1. Felicitaciones a los funcionarios responsables!
    Es hora de controlar a todos los empleados del Estado, los docentes son empleados públicos como cualquier sector estatal. Controlar su presentismo no tiene nada que ver con atacar la educación, es marcar quienes cumplen con su tiempo de trabajo o quienes brillan por su ausencia, generalmente apañados por algún directivo.
    Lo segundo a implementar para mejorar el presentismo, es tener un grupo médico que visiten a quien diga estar enfermo, pero que ellos sean rotativos para evitar amiguismos y truchadas.
    El cambio lo tenemos que hacer todos los ciudadanos. El no robaras, es para TODOS. Faltar mintiendo es robar al estado.
    Gracias

Dejar respuesta