Crespo- Con gran afluencia de público, el lunes 18 de diciembre, la agencia local de Pami llevó adelante el relevamiento de la totalidad de los beneficiarios del bolsón Pro Bienestar de Pami. La tarea estuvo a cargo de la asistente social, Licenciada Laura Demartín.

“Es un informe que siempre se debió hacer caso por caso, para ver la situación de cada persona y nos encontramos con quienes no lo necesitaban y seguían recibiendo el bolsón de alimentos porque otros años se lo dieron”- dijo a Paralelo 32 la coordinadora de la agencia Mercedes Domínguez. Explicó que los bolsones que se retiran a quienes no necesitan la ayuda o no les corresponde, se asignan a otras personas que se acercan a la agencia y pasan por una evaluación socioeconómica. “Se contemplan hijos con discapacidad, si hay una situación de vulnerabilidad”-ejemplificó.

Dominguez dijo que “hay personas que por su patología no pueden consumir todos los alimentos del bolsón y en esos casos se les da una ayuda económica en su recibo de haberes”. Explicó que también se hizo un expediente por un caso de celiaquía, para que sea atendido por Pami. “Así vamos adecuando todas las prestaciones de la obra social a cada situación en particular”- afirmó.

Este procedimiento tiene correlación con la visita en marzo de este año de personal de la UGL XIV Paraná de Pami, que indicó a la Agencia local evaluar caso por caso para ser lo más justos posibles en la asignación de la ayuda. Dominguez adelantó que “la tarea se completará además con visitas domiciliarias, para corroborar fehacientemente la situación”.

Dejar respuesta