La situación procesal de Marcelo Antonio Coronel, alias Tato, un trabajador municipal de 44 años que se desempeñaba en la comuna de Crespo, podría tener hoy una resolución en relación a la acusación, por el delito de Homicidio culposo, que sobrelleva por el siniestro vial en el que una niña de 6 años murió tras ser arrollada por el camión regador municipal que conducía Coronel el sábado 17 de diciembre a las 16.30, por calle Puerto Argentino del barrio Procrear de Crespo.

Primera audiencia

La primera audiencia que se realizó para definir la situación del imputado, se llevó adelante el 19 de septiembre. Aquel día en el Salón de Audiencias Nº 3, los fiscales Santiago Brugo y Juan Malvasio, y el defensor oficial Jorge Sueldo, presentaron a la jueza de Garantías Nº 1, Paola Firpo, un acuerdo de juicio abreviado en el que acordaron la pena de dos años de prisión de cumplimiento condicional más la inhabilitación especial para conducir vehículos por el término de cinco años, con la imposición de reglas de conducta. En esa audiencia estuvo el querellante particular Alejandro Canavesio.

Tras escuchar a los representantes del Ministerio Público Fiscal, que leyeron el hecho que se le imputó a Coronel, la calificación legal y las evidencias que respaldaron la acusación, Firpo dispuso un cuarto intermedio con el fin de que Fiscalía reformule el hecho atribuido al imputado, puesto que entendió que “no era lo suficientemente claro, preciso ni circunstanciado”.

El pasado viernes 6 de octubre se realizó una nueva audiencia, con los mismos operadores, cuando la defensa, tras señalar que se había subsanado la descripción del hecho que se le atribuye a Coronel, solicitó que se le conceda el beneficio de la Suspensión del juicio a prueba o Probation.

El fiscal Brugo y el querellante se opusieron al pedido. Firpo resolvió rechazar el pedido de la defensa y fijó para hoy a las 10 una nueva audiencia de juicio abreviado. Según precisaron fuentes judiciales, ni Fiscalía ni la defensa advirtieron que no correspondería la concesión del beneficio de Suspensión del juicio a prueba para el imputado, por su condición de funcionario público.

Millonaria indemnización

Las fuentes consultadas por El Diario, deslizaron que el fiscal se opuso y citó como antecedente el caso del oftalmólogo paranaense Pablo Lódolo, de 46 años, que fue beneficiado con el instituto de Suspensión del juicio a prueba o Probation, por tres años, en relación a la causa que se le sustanció por el siniestro vial ocurrido el sábado 5 de noviembre de 2016, en zona del Acceso Norte y calle Gobernador Maya de Paraná, en el que un motociclista de 36 años perdió la vida. Según precisaron las fuentes consultadas, para el fiscal la diferencia sustancial fue la indemnización “millonaria” que ofreció el profesional.

 

(Fuente: El Diario)

Dejar respuesta