Hockey en Sirio: “Estamos bien a pesar de afrontar la clásica crisis de los recursos y la ausencia de una liga”

0
200

Paralelo32 entrevistó a Denise Yturbide, entrenadora y referente del hockey en el club local Sirio, en el marco de un cierre de ciclo. En este sentido se refirió a sus orígenes en el deporte, a su trabajo en Sirio y a las problemáticas que afrontan durante la práctica de la disciplina.

Comienzos

“En lo personal estuve practicando hockey diez años y hace cuatro que entreno, lo elegí porque siempre me gustaron los deportes en equipo y cuando vivía en Nogoyá no lo podía hacer porque me coincidían los horarios con otras actividades que tenía”, dijo la entrenadora, y luego sumó: “Cuando me fui a vivir a Rosario, que ahí fue donde practique diez años el hockey, siempre salía a correr y veía a muchas chicas jugando, practicando y  entrenando. Eso fue lo que me motivo a empezar”.

Luego agregó: “En Rosario es mucho lo que se practica, hay muchos clubes. Casi todos son inclusivos. Por ejemplo, en el club que yo entrené, que es Universitario de Rosario, a mí me becaban y yo como contraprestación daba clases a las más chiquitas: a las categorías de cinco y seis años. Eso me facilitó mucho poder entrenar también”.

El club

“En relación al hockey de Sirio, estamos bien. Terminamos de jugar en una liga que abarcaba equipos de San Lorenzo, de Rosario, Ricardone e Ibarlucea. Se dividió en dos partes, torneo apertura y después torneo clausura. En la primera parte del torneo tuvimos dos campeonas, con la categoría sub12 y con primera; con sub16 quedamos bastante lejos y con sub14 quedamos terceras”, comentó en relación a la pasada competencia.

Además informó que después de la primera parte del año muchas jugadoras no siguieron practicando más porque se vieron comprometidas con otras actividades como lo son sus estudios académicos más la recuperación de lesiones y enfermedades. “Se desorganizó un poco el equipo pero pudimos salir adelante incorporando chicas de otro club, que es el club Ferro. Nos costó entendernos, pero en la segunda mitad del torneo salimos subcampeonas con sub12, sub14 y sub16 y con primera quedamos en el segundo lugar compartiendo con Newells de Victoria”.

Categorías y requisitos

“Las categorías que abarcamos en el club son novena y décima, que son las más chiquitas, que hay ahí una profe que me ayuda, que son de seis años hasta doce. Después está el sub12, sub14, sub16 y primera”, contó al medio, y prontamente recomendó:

“Los requisitos son que tengan ganas de jugar, no importa que no hayan hecho nunca hockey, ahí se les enseña. Tenemos palos para prestar, para que no se compren a penas arrancan porque no saben si le va a gustar o no. Además hay que llevar un protector bucal y canilleras, eso sí es indispensable. Se le pide un certificado de salud y un electro”.

Fortalezas

“A parte de las habilidades que tienen todas, que son bastante buenas. Me tocó entrenar un equipo con chicas que ya tenían bases, entonces es más fácil que entiendan la técnica que lleva este deporte y las posiciones en la cancha”, comentó la instructora, al tiempo que sumó: “Cada una sabe lo que tiene hacer y lo que tiene que hacer la otra también, esa es la fortaleza en cuanto a técnica”.

En este contexto deportivo, Yturbide explicó en relación a su trabajo y experiencia que trata constantemente de inculcarles “que el rival nunca es menos” para que entren a la cancha sin subestimarlo y sin estar confiadas. “Cuando alguien entra confiado a la cancha pone menos de sí”, expresó en relación a las fortalezas que tiene el equipo.

Debilidades

“El hockey está bien, hay muchos equipos en Nogoyá y los alrededores. No tenemos una liga que una a todos esos equipos sino que todos vamos yéndonos a otras ligas”, relató la hockista. Ante esta realidad muchos equipos y clubes migran a liga del gran Rosario, mientras que otros a la liga de Gualeguay. Ante esta realidad, la entrevistada expuso: “Son lugares lejos para viajar y eso implica mucho costo en transporte, digamos que las ganas están, pero faltan muchos medios”. “Cada vez que viajamos con un transporte gastamos cuatro mil quinientos pesos. Esa es nuestra debilidad en el hockey, los recursos y que nos falta organizarnos con una liga que abarque los equipos que estamos sueltos”, puntalizó.

Y a modo de ejemplo, relató uno de los recursos usados para poder desarrollar los encuentros: “Cuando venían de allá y hacíamos de local, en esas jornadas recuperábamos plata porque poníamos cantina, lo usábamos exclusivamente para los viajes, pagar el transporte y los arbitrajes”.

En este orden, “la profe” no se olvida, y cuenta que en este deporte -como en tantos otros- es necesario sumar a los padres y las madres de cada jugador o jugadora ya que en cada jornada se necesita de la presencia de la familia para la colaboración ya sea estar en las mesas, marcar y armar las canchas u ocuparse de la cantina. “Yo sin ellos no hubiese hecho nada, quería agradecerles a las mamás y a las tías que siempre están presentes”, confesó.

A modo de cierre Denise Yturbide, quien ya cuenta con una amplia experiencia en este deporte, sostuvo en relación a la práctica de la disciplina: “Se mejoraría mucho con un cancha sintética, eso cambia el hockey, cambia el juego, la velocidad. También vendría gente de otras partes a jugarlo, acá eso sería un cambio al cien por ciento”.

Dejar respuesta