Segui.- No solo esta comunidad local, también la provincia, se conmovió el pasado sábado alrededor de las 21.00, por un hecho brutal que costó la vida de un hombre dedicado al trabajo en una chacra familiar. Un par de criminales ingresaron con fines de robo a un tambo sobre ruta 32 a unos 200 metros del acceso a Seguí, y al parecer fueron reconocidos por Julio Trossero, lo cual le costó la vida. Julio y su madre, doña Maruca Kriger, hacían producir ese pequeño establecimiento. En las últimas horas surgió en la Policía la sospecha de un tercer delincuente que podría haber participado.

Este jueves 17 de agosto por la noche fue detenido un sujeto de 27 años, de Segui, apellidado Leiva, cuya culpabilidad falta confirmar porque a la causa deben agregarse elementos periciales. Ese día, Homicidios realizó dos allanamientos, uno en Seguí y el otro Paso de la Arena, donde secuestraron teléfonos y elementos de interés, incluida un arma sin registrar. Con orden judicial también requisaron una vivienda de la localidad de Seguí.

Este viernes por la mañana se realizaron procedimientos en Viale, donde Personal de las divisiones Homicidios y de Investigaciones detuvo a un joven de 28 años de apellido Olmos, que sería el segundo sospechoso del brutal ataque sufrido por Julio Trossero.

El detenido en la ciudad de Viale fue trasladado hacia la Alcaidía de Tribunales de Paraná; mientras que al seguiense Leiva se le dispuso  prisión preventiva.

Dejar respuesta