Presidente de la UIA, Miguel Acevedo, junto al Tesorero de la entidad nacional, Héctor Motta

General Racedo.- Tras su visita a los establecimientos industriales que Grupo Motta ha desarrollado en la localidad de Racedo, en víspera de su participación en el foro de la UIER en Paraná, el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, se manifestó “impactado” por lo que vio en este lugar, y ratificó su pensamiento de que hay que dejar de pensar en Buenos Aires y fortalecer las industrias del interior.

Cuando se le pregunta qué está haciendo la corporación industrial para hacer más visibles las industrias del interior, el dirigente enumera varias gestiones e insiste en el criterio federal que la institución quiere imponer en Buenos Aires. “Estamos hablando del Federalismo porque el interior muchas veces en la capital no se ve, y cuando se habla de la Argentina, son muchos los que están pensando solamente en la capital y la Gran Bs. As. Lo que nosotros más necesitamos es industrias en el interior y deberíamos convencer al gobierno de lo que significa, y estos (como el complejo industrial Motta. NdeR) son los ejemplos”.

“Cuando nosotros hablamos por ejemplo de la 814 (Decreto que computa como crédito fiscal las contribuciones patronales que tienen algunas provincias del norte. NdeR), de lo que es el haber tenido los impuestos diferenciados con respecto a los puertos, ¿y por qué es eso?, justamente porque tenemos un interior y hay un flete que es enorme que limita la competencia con lo que es el cono urbano”, puntualizó Acevedo.

Durante su diálogo con Paralelo 32 lo acompañó su anfitrión, Héctor Motta (Tesorero de la UIA) y el director ejecutivo Diego Coatz.

–P32. ¿Se avanza en dirección a un acuerdo productivo, como lo prometió Dante Sica?

_M.A. Yo creo que hoy el problema que estamos teniendo y hay que resolver urgente, es esta tormenta perfecta que está teniendo la Argentina, la del tema cambiario, de que no hay un peso, faltan dólares porque no hay confianza en el peso. Tenemos el ejemplo del país Vasco, que hace 35 años tiene un plan industrial que se va incrementado, y el país Vasco es muy parecido a lo que es la Argentina, con casi 90 o 97% de Pymes, en donde están integradas internacionalmente, donde se están trabajando con cadena valor y es un poco ese el plan Federal que nosotros tendríamos que estar haciendo en la Argentina, pero primero, para hacer eso, tenemos que tener una estabilidad para poder hablar del largo plazo.

–¿No hay bases para comenzar?

_Lo urgente hoy es buscar la estabilidad y lo importante después es la pregunta que usted me hizo antes, buscar cómo va ser y la distribución del plan industrial.

Si yo le preguntara a qué distancia de acá ve usted esa necesaria estabilidad, ¿que me dice?

M.A. Que para eso no necesitamos un economista sino un mago.

–Se lo preguntaremos de todos modos a un economista aquí presente (Diego Coatz, Director Ejecutivo y economista jefe de la UIA)

_DC. Como decía Miguel (Acevedo), Hay tres niveles de agenda que necesitaríamos. El primero de ellos es bajar la economía macro a una estabilidad de estos rangos y que la tasa de interés pueda bajar gradualmente hasta un punto razonable y con un dólar estable, previsible, hacia fin de año.

Y después hay que pensar en un plan de amortiguar la coyuntura para la industria y para las pymes, pero hay que trabajar más en lo que es la línea de crédito y el Presupuesto nacional tiene que tener un capítulo de esto, como un fondo para las pymes, también desde el punto de vista tributario, y el esquema de retenciones no está pensado correctamente para la versión financiera.

Y lo tercero, como dice Miguel, si no tenés un programa como el país Vasco, el resto parece mala literatura, porque si no tenés mas exportaciones e importaciones de mejor calidad, terminas en un déficit comercial que retroalimenta las crisis cambiarias tradicionales que tiene la Argentina, entonces, finalmente, no toda esta crisis macro hasta ahora está originada por la falta del plan industrial, que por una parte sigue. Esperemos que de acá hacia fin de año podamos tener una tasa de interés más razonable, que no va a ser de 20 pero tampoco va a ser de 55 como ahora, y a partir de ahí que la economía, hacia abril mayo, pueda encontrar una recuperación.

–Para que crezca el país deben crecer las Pymes, lo cual requiere inversión. ¿Se puede invertir con un costo financiero tan alto?

M.A. El empresario necesita primero que haya previsibilidad de crecimiento y haya demanda, que piense que va a vender mas, segundo que haya rentabilidad y tercero que haya crédito. De estos tres elementos hoy no hay ninguno, pero depende de cada sector porque hay sectores que a veces ganan con las exportaciones, sectores que la coyuntura de la caída del mercado interno es un tema que puede ser sobrellevado si hay que pensarlo más a largo plazo, y de sectores que tienen la rentabilidad más allá de todo esto. Hay un combo estos tres elementos y creo que la inversión no va a acompañar, porque ninguno de los tres esta pujante.

–¿El nuevo contexto internacional que plantea Trump, puede favorecer o desfavorecer a la industria argentina?

M.A. El contexto internacional ha cambiado muchísimo y hoy tenemos países como EE. UU. o China que no están discutiendo por comercio sino en dónde se agrega valor, en dónde voy a poner las fábricas. Allí donde se agrega valor hay mejores salarios y mejor educación. Es por eso que se están peleando. Nosotros lo que tenemos que lograr es que, lo que vendemos en el exterior, salga con valor agregado. Aparte, somos una cadena de valor y tenemos que ir agregando y vendiendo marcas, no solamente de industria sino servicios y que sean marcas nacionales y punto. Y tenemos que tratar de encontrar beneficios en esa puja entre los dos gigantes.

–Ante la fuerte contracción del sector industrial, ¿habrá despidos por lo menos de acá a fin de año, reducción de personal, como lo miden ustedes desde la UIA?

D.C. Para el industrial, despedir es muy engorroso porque los trabajadores son muy calificados, entonces, por lo general cuando baja el nivel de empleo en estas crisis lo que pasa es que no se producen nuevos puestos de trabajo. La empresa comienza por reducir horas extras, adelantar vacaciones, puede haber retiros voluntarios y por supuesto los jubilados no se reponen. Entonces lo que hay mas es salida por goteo, entonces el nivel total queda más abajo pero no hay despidos masivos.

–¿Es un achicamiento no traumático del plantel?

M.A. Igual estamos hablando de una industria heterogénea, pero hoy no estamos pensando en que se va a crecer, volvemos al comienzo de esta nota, después de salir de la crisis vamos a poder hablar de crecimiento. Yo creo que con los niveles de salarios más bajos no va a haber despidos, indudablemente que hablar de incrementos de salarios real no creo que podamos hacerlo en el corto y mediano plazo, pero lo que creo que hay una visión de la empresa en UIA de mantener justamente la fuerza laboral, porque cuesta mucho tiempo formar al personal y adaptarlo a la estructura que tiene cada una de las empresas. Pero veo una caída general del poder adquisitivo y en eso sí creo que tenemos que esperar al año que viene, donde a lo mejor va a haber una recomposición como se está soñando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here