Autoridades de Coopar, de Cafer y de Federación Agraria Argentina (FAA), se reunieron con el presidente del Banco de la Nación Argentina (BNA), Javier González Fraga, gracias a las gestiones realizadas por el senador Alfredo De Ángeli.

En el encuentro, que se realizó en la sede de la entidad nacional, se charló “sobre las líneas de crédito y las distintas alternativas para diferentes producciones”. En tal sentido, el vicepresidente de la Cooperativa Agrícola Ganadera y de Servicios Públicos Aranguren (Coopar), y presidente de Cooperativas Agropecuarias Federadas de Entre Ríos (Cafer), Juan Adolfo Balbi contó que, a pesar del contexto en que se encuentra el país, “donde estamos atravesando una turbulencia financiera, indiscutiblemente, las líneas de crédito del BNA están a disposición”.

En el caso de las cooperativas, “se charló sobre los créditos para distribuir con los productores, ya que, en otras ocasiones, con las contingencias climáticas, se habían tomado y, anualmente, eran préstamos para el sistema agrícola que servía a la cooperativa y al productor como financiamiento, ya que salía para las entidades con el compromiso de distribuirlo entre los agropecuarios”.

Al respecto, recordó que Coopar otorgó en años anteriores “más de 100 créditos a productores, quienes se vieron beneficiados. Ese financiamiento también le servía a la cooperativa en sus exigencias con la siembra”. Sin embargo, dijo Balbi, ahora está muy complicado el escenario: “Estábamos muy avanzados con el préstamo que se iba a tomar cuando comenzó el problema de las tasas de las altas interés, que subieron a valores muy elevados. Esperábamos que bajasen, pero hasta ahora, eso no ocurrió”. En ese sentido, precisó que “financiar al productor con altas tasas de interés, no es conveniente, ya que están por encima del 40 por ciento”.

Balbi agregó que “ante la devaluación, no sabemos qué es una tasa barata o cara, debido a que estos movimientos desconciertan el financiamiento. Por eso fuimos muy cautos y esperamos que se tranquilice el tema económico y cambiario”.

El dirigente precisó que el préstamo iba a otorgarse por la sequía, pero aclaró que esas gestiones ya no son útiles porque se dilataron el tiempo y ahora deben enfocarse “en el financiamiento de la cosecha gruesa (maíz y soja) , ya que las cooperativas deben acompañar a los productores. Por eso, desde Coopar se dialogó en todos los órdenes y sectores de la producción”.

Acompañamiento del sector financiero

Al respecto, consideró que es necesario que las cooperativas y los productores estén acompañados por el sistema financiero público y privado, aunque reconoció que en la banca privada “son muy escasos los créditos, ni siquiera se consiguen con tasas elevadas”.

“Son los privados quienes más clausuran las posibilidades”, dijo el cooperativista, quien criticó que “cuando los productores más necesitan el financiamiento, más le cierran las puertas”. No obstante, aclaró que “el BNA siempre está abierto y dispuesto a acompañar al sector”. Sin embargo,  ante esta cartografía “hay que ser lo más cauteloso posible, esperar que esta tormenta pase y no apurarse a tomar decisiones porque la situación con altas tasas de interés, y con un dólar muy volátil, es muy compleja”.

 

(Fuente: AIM)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here