Crespo.- A raíz de la difusión por redes sociales de un video donde un padre actuó agresivamente contra sus dos hijas menores de edad, el área de Niñez de la Municipalidad de Crespo y el Consejo Provincial de Niñez, Adolescencia y Familia (COPNAF) actuaron en el caso. La familia ya tenía un seguimiento con intervenciones institucionales. Para aclarar la situación, Paralelo 32 entrevistó a la encargada del área de Desarrollo Social de la Municipalidad, psicopedagoga Vanesa Pusineri  y a la psicóloga Sabrina Angresano, profesional que actúa en la Municipalidad en representación del COPNAF. Angresano subrayó que “debemos aclarar que cualquier ciudadano puede acercarse al área de la Niñez o a COPNAF, si tiene una sospecha” sobre actos de violencia. “Nosotros vamos a intervenir sobre la familia denunciada. En la mayoría de los casos se piden los controles de salud para poder descartar que no haya ningún tipo de situación de riesgo”. Agregó que “en vez de subir a las redes” si uno tiene un video con un hecho de violencia, “puede acercarse porque la intervención va a ser  la misma”. Ante situaciones de violencia “la intervención de COPNAF es inmediata”, agregó.

Lo correcto

–  ¿Cuáles son los medios adecuados para exponer o denunciar?

— Vanesa Pusineri (VP): De la forma en que se trató este tema, se expuso a las víctimas, que son menores. A veces, la gente no lo ve así, y me da la impresión que quieren tener cierto protagonismo. Entonces publican. Pero en realidad, si esto hubiera llegado directamente al área de Niñez, sea el video, una foto, un relato, la intervención es la misma. Es lo que hay que entender. Ahora dicen ‘salió en las redes y por eso se hizo algo’. En realidad, la familia ya tenía una intervención con profesionales particulares, porque la situación es compleja.

–  ¿Tanto Desarrollo Social como COPNAF estaban en conocimiento de la situación e interviniendo?

— VP: Sí, la familia está en tratamiento.

–  ¿Cómo les llegó la denuncia y el video?

—  Sabrina Angresano (SA): Cuando nos llegó el video, ya estaba subido a las redes sociales. Nos llegó por vía particular de una persona que lo recibió y lo reenvió por la vía que corresponde. Ahí intervinimos y dimos aviso al COPNAF, para ver las medidas urgentes a tomar, ya que era un caso que venía en seguimiento y había intervención desde otros lugares.

—  VP: Es importante que la gente sepa que cualquier vecino puede exponer una sospecha, algo que le preocupa, que estuvo observando, que escuchó. En el área de Niñez, en Avenida Pesante, todas las mañanas las chicas están, también está la comisaría, por supuesto. Y hay una línea telefónica directa del COPNAF, el 102, que está las 24 horas. Incluso, si hay gente que tiene una sospecha pero no quiere que se la nombre, es algo que se puede manejar. No va a salir publicada su identidad. Antes se escondían las situaciones violentas o se consideraba que era algo privado de la familia. En cambio, ahora cualquier persona que denuncia, ayuda a que salgan a la luz esos casos y que intervenga el área de Niñez.

Pasos de la intervención

–  ¿Cómo se desarrollan las intervenciones ante una situación de violencia?

—  VP: Ante la denuncia, interviene el área de Niñez y luego se eleva al COPNAF que deriva al Defensor de Menores quién determina las medidas legales. Estos son los pasos. Como Crespo, hay otras localidades que cuentan con áreas de Niñez y son las encargadas del primer contacto con la familia. Las profesionales tienen su coordinador a quien elevan la información y después, la Justicia es quien toma las medidas.

–  En este caso, se subió un video con menores. La persona que sube un video a las redes sociales, en vez de enviarlo a la Policía, Niñez o COPNAF, se está exponiendo a una sanción legal porque da la identidad de un chico y eso es ilegal.

—  SA: Ahí puede intervenir la familia si quiere tomar medidas contra quienes subieron el video, si puede determinar quién fue. Nosotros debemos informar enseguida al COPNAF, para que, si considera que es de gravedad la situación, inicie las medidas. Corresponde, en defensa contra el divulgador.

–  Alguien puede argumentar ‘yo denuncié y me tratan como culpable’.

—  SA: Está la importancia de las vías por donde denunciar. Cuando se expone una situación donde hay niños, uno es responsable de mucho, se re victimiza a los niños en algún punto. Se debe acercar el video al área de Niñez. Nosotros tenemos una vía de demanda espontánea donde cualquier persona, cualquier ciudadano, puede plantear una situación de sospecha y nosotros tenemos la obligación de intervenir de manera inmediata. A partir de esto que pasó pedimos a la gente que se acerque a nuestras oficinas. 2016 fue un año muy positivo porque mucha gente se ha acercado, se han comprobado muchas situaciones de violación de derechos, se ha intervenido, y se han dado cambios en las familias. Se trabaja con muchas familias. Todo a partir de ciudadanos que han denunciado.

–  Está claro que no se informa la identidad del denunciante.

—  SA: Nos ha pasado que hay gente que viene y deja sus datos, otros que denuncian pero no quieren dar sus datos ‘porque es mi vecino, y sé que va a tener consecuencias’. Se cuida la identidad de las personas.

— VP: Ademas, cualquier otro agente del Estado, docente, agente de Salud, los trabajadores del Estado estamos en la obligación de que, si tomamos conocimiento de una situación, se informe la sospecha de maltrato, de abuso, de abandono. Después el COPNAF evalúa la situación y finalmente la Justicia toma medidas legales.

Descreimiento o desconocimiento

–  El escrache por redes sociales ¿puede deberse a descreimiento sobre las instituciones ‘que nunca actúan’ o por desconocimiento de  las leyes?

—  VP: Para mí, por un lado, tiene que ver con el protagonismo, y detrás de una pantalla de computadora es más fácil. También impactan algunas cuestiones, la persona se enoja y publica sin pensarlo demasiado. Por otro lado, también hay desconocimientos sobre las vías adecuadas.

–  Concretamente, la crítica no es por grabar la situación, sino la vía que se utiliza después para difundirla. Lo correcto es llevar o mandar el video a la oficina que corresponde.

—  VP: Sí. Algunos dicen en las redes ‘me hago responsable de lo que publico’, pero ¿qué es hacerse responsable?

–  Hay gente que cree que a partir de un video se puede sacar el chico a un agresor. No es tan fácil hacerlo.

— AS: Claro. Hay que tener en cuenta la ley. Hay 39 artículos previos antes de decidir que se saque un chico de su casa. Si alguien va al área de Niñez y plantea la situación, la intervención, con o sin video, va a ser exactamente la misma. Si es un grupo familiar en el que ya se venía interviniendo y se ve que hay un riesgo, se sacará ese niño de la familia, como medida excepcional. Si no, vienen los procesos que recién señalábamos: evaluar e informar de manera inmediata al Copnaf y pedir medidas que sean aprobadas con el Copnaf y con la Justicia.

— VP: Hay algo que nos cuesta mucho trabajar con las escuelas y con los docentes. Está la creencia que un chico que va sucio a la escuela, o que  a veces ha ido con hambre o falta mucho; piden que se saquen esos chicos de la familia. No entienden que hay pasos previos, y que hay que tratar que la familia ampliada pueda hablar con esos padres. La medida no es sacar a los chicos…

–  Además, sacar al chico implica plantearse dónde llevarlo.

— SA: Cuando se toman medidas excepcionales, pueden ir con alguien de la familia ampliada que esté con posibilidades de responsabilizarse del chico, o bien va a una residencia socioeducativa que depende del Copnaf.

–  ¿Qué pasa con la calidad de la atención en esas residencias?

— SA: Hay residencias que están mejor y otras que hay que mejorar muchísimo. Nosotros mismos, como parte del COPNAF, hemos hecho reclamos por nota porque no puede ser que pasen tales o cuales situaciones. Es más, cuando intervenimos sugerimos residencias que sean más acordes a los chicos.

–  En estos días, yendo a otro tema, está en los medios el caso del tipo que mató a la mujer y otros familiares, escapó y lo apresaron yendo hacia Córdoba. Una pregunta que se hace el ciudadano de a pie ante estas situaciones es ‘los profesionales no lo ven venir al hecho’.

— SA: Hay situaciones donde se ven riesgos y se adoptan medidas de protección, como ser tratamientos psicológicos. Hablando puntualmente de niñez, cuando uno sugiere que se saque un niño de una casa. Va la sugerencia a Copnaf, y nunca ha pasado que no se apruebe nuestro pedido. Luego va al juez de Menores que aprueba o no el pedido de sacar al chico de la casa.

–  ¿Cuántos días lleva tomar esa decisión?

—  SA: Las situaciones de urgencia se resuelven vía mail…

–  En 24 horas lo tienen resuelto…

— SA: En menos tiempo. En situaciones de abuso, por ejemplo, nosotros pedimos la medida excepcional. En el caso del video, el mismo  día que nos llegó tomamos medidas, pedimos el móvil del Copnaf, que llevó las niñas, pero no lo podíamos decir porque faltaba la vía administrativa y la Justicia que lo determine, pero se resolvió en las horas siguientes. En tanto, el director del Copnaf salió a hablar por un canal de Paraná el sábado al mediodía. Nos ha pasado en situaciones urgentes, donde los chicos quedaron en nuestras oficinas al cuidado de nuestros profesionales hasta que el juez decidió, que es casi inmediato.

Adopción

–  Qué pasa si se observa que es imposible restituir los chicos a su familia, y no hay familia ampliada para que lo tome en guarda.

— SA: En principio, las medidas se piden de 30 a 90 días. La ley permite renovar esas medidas por 90 días más. Ahora, con la reforma del Código Civil no se puede volver a renovar y los chicos entran en estado de preadoptabilidad. Se empieza a buscar familias adoptantes que den con el perfil de los chicos y se inician las instancias de vinculación. Se trabaja previamente con la familia. Hay que tener en cuenta que no es el área de Niñez quien toma medidas aisladas. Hay informes escolares, de los profesionales. Siempre, una medida que se adopta es realizar un tratamiento psicológico y psiquiátrico, si el profesional lo considera necesario. Hay un informe de profesionales intervinientes si hay posibilidades de cambios en los padres, si pueden ser responsables exclusivos de los chicos. Los padres deben dar cuenta de los tratamientos, los cambios y los avances. Si no vienen acompañados por un informe del profesional, los chicos no vuelven si no hay ningún familiar. La condición económica no es un condicionante para que los chicos puedan estar o no en su familia.

–  ¿Hay guardias los fines de semana?

— SA: Trabajamos muy articulados con la Policía, estamos todos los días de 8 a 12 en el área de Niñez. Pero, si surge una situación fuera de hora, la policía nos está llamando, siempre que haya un niño intervenimos. Y el número 102 funciona las 24 horas, y si un caso se denunció a la madrugada, a las 8 o 9 de la mañana nos están informando anticipado vía mail, y vía telefónica para que empecemos a intervenir.

Cuestión cultural

–  Hay que entender que las relaciones de violencia son, en primer lugar, relaciones. Que el adulto que golpea cree que está haciendo lo mejor para el chico

— SA: Sí, es una cuestión cultural. Por eso, cuando uno pide un tratamiento psicológico, la intervención en un espacio terapéutico es para que la persona pueda reformular esas cuestiones. Que tal vez las trae desde chico, y son patrones que se repiten y se pueden cambiar. Por eso, la ley da tiempos para que uno pueda hacer una autocrítica y con ayuda de un profesional pueda revertir la situación que llevó a que se tomen determinadas medidas.

— VP: Más allá que se cumplan con los tratamientos y exigencias, no quita que globalmente se vuelva a dar una situación de violencia y se deba tomar otras medidas.

Violencia extrema

–  ¿Se llegó a situaciones de violencia extrema, incluso muertes, en medio de una intervención con profesionales para resolver un caso?

— SA: A nivel local no se han generado situaciones de ese tipo. Hubo situaciones donde con todo el acompañamiento profesional, estaba ‘todo tranquilo’ y de repente surgió una situación grave de violencia extrema contra un niño.

–  ¿Se puede determinar a priori el posible ‘estallido’ de violencia?

— VP: Los profesionales particulares lo deben determinar. Si hay un perfil de conducta que implica un trastorno o una característica que es menos probable que se modifique, eso se debe detectar e informar para saber si esa persona tiene menos posibilidades de cambiar.

— SA: Venimos trabajando con profesionales en la importancia de reconocer determinadas cuestiones, informarlas, que para nosotros es clave. El consumo de drogas y alcohol dispara muchas crisis. Hoy por hoy, con datos de 2016, hay gran cantidad de situaciones por violencia donde hay droga presente. Las personas vienen con un tratamiento bien, pero sufren una recaída, se desencadena un hecho y surgen las urgencias.

Dejar respuesta