Victoria.- Laura Caballero, actual presidente del Concejo Deliberante hasta que se cumpla la sanción de Risso, dialogó con Paralelo 32, y con respecto a la no renovación del contrato de Andrea Elena, sostiene: “El espacio queda vacío hasta la vuelta del presidente del Concejo. Ella va a poder volver a ocupar su cargo para entonces ya que el puesto se lo dio él (Risso) y no yo”.

En relación a la persecución política denunciada por Crossa, Caballero niega que exista. Conforme a lo anterior, argumenta: “Hay mucha gente que ya no está en la gestión y no son de la vecinal”.

–Pero lo llamativo es que no quedó nadie del vecinalismo trabajando en la municipalidad, ¿por qué?

_Lo que pasa es que cuando vuelva Alcides (Risso) va a ser otro cantar. Cuando él solucione. Van a haber reuniones entre el intendente y la vecinal para tratar el tema de los empleados, porque así como se presenta el radicalismo para pedir por la gente de ellos que se quedó afuera, también se va a presentar el vecinalismo para ver qué pasó y el análisis de la ejecución de lo que tenían que hacer el año pasado, porque hay muchas falencias y cosas que no se hicieron de ambos lados.

–Entonces, específicamente, ¿cuál es la razón de la no renovación del contrato de Andrea Elena?

_La razón es que el espacio, al ser una secretaría de Alcides, hasta que no vuelva Alcides ella no ocupará el cargo. Ese lugar queda vacante hasta que vuelva él porque es su secretaria. Yo no la voy a volver a tomar hasta que Alcides no vuelva porque no responde a nosotros, no responde al Concejo Deliberante, es la secretaria de Alcides. Es su secretaria, por decirlo de alguna manera, privada. La función del sonido la hacía, pero en realidad esta función y la de las actas la tiene Belén Cardoso.

Dejar respuesta