Crespo- En febrero padres e hijos empezaron a recorrer las librerías en busca de las mejores oportunidades de compra. Como todos los años, tienda y zapatería quedan para último momento. Así lo vimos en el recorrido por los locales comerciales y lo testimonian los mismos comerciantes. Los útiles escolares tuvieron una suba promedio este año del 7%, pasando de una erogación de 1.786 en 2017 a $ 1.913 este año. En lo que refiere a calzado e indumentaria el aumento promedio fue del 27%. El gasto este año es de 2.324 pesos en relación a los 1.827,50 del inicio escolar 2017-

La canasta escolar que anualmente actualiza Paralelo 32, sobre un listado de dieciocho útiles escolares y la vestimenta básica que requiere un niño para ingresar a primer grado (zapatillas, guardapolvo y equipo de gimnasia), comparando los mismos artículos de calidad intermedia del año anterior, tuvo un incremento del 16,95% respecto de la temporada anterior. Cargar la mochila y vestir al niño para iniciar el ciclo lectivo cuesta este año $ 4.237 pesos en relación a los $ 3.613,50 de 2017. La diferencia en pesos de un año a otro es de $ 623,50, es decir 16,95% más.

Los útiles

Los útiles escolares dieron la gran sorpresa ante la proximidad del inicio de clases. La mitad de los artículos que componen nuestra lista no tuvieron modificaciones de precios; sí lo hicieron aquellos productos que tienen entre sus componentes cartón, papel o plástico. Aquí se vieron aumentos desde el  20% y hasta el 30% según el producto. En el cálculo final esta situación determina un incremento promedio del 7%.

Los lápices, goma, regla y hasta las mochilas cuestan lo mismo que un año atrás. Sólo se incrementó el precio de las mochilas referidas  a personajes puntuales que están de moda como las de Zombie, Dinosaurios, Avenger para varoncitos; o de los Simones, Emoji, que tuvieron su boom ya el año pasado. También hay mochilas más económicas de buena calidad que pueden conseguirse a $ 350 o $ 400. “Va en gusto y en lo que se puede gastar”- dijo un comerciante del rubro.

Las opciones son muchas y se puede armar una canasta escolar económica, como también una más cara, según las posibilidades de cada uno. A esto se suman los planes con tarjetas de crédito de 3 pagos, 12 y 18 cuotas sin interés y descuentos por pago contado entre el 10% y 15%, que establecen los comerciantes y que en algunos casos se aplica sobre un monto mínimo de compra. Incluso hay promociones por la compra de un producto específico, como la mochila, con descuentos del 20%. Son oportunidades que los padres no dejan de aprovechar, para aliviar el impacto que suele producir principalmente en las familias con varios hijos el inicio de la escolaridad o el regreso a clases.

Ropa y calzado

Lo más gravoso es el calzado y la indumentaria. Tomando el período de febrero de 2017 a febrero de 2018, los aumentos treparon desde un 25 por ciento hasta un 32 por ciento, dependiendo del producto. Así las subas en lo que respecta a zapatillas, guardapolvo y equipo de gimnasia promedian el  27%. Para el cálculo tomamos el equipo deportivo que utiliza una de las instituciones locales, siendo el de menor precio dado el tipo de materiales que se emplean en la confección, pero en la mayoría de los casos el costo de los conjuntos deportivos fabricados según diseño y materiales solicitados por las instituciones educativas supera los mil pesos. Vale recordar que la mayoría de las escuelas primarias de la ciudad ya no usan el guardapolvo y las familias suplen ese gasto con la compra de un buzo o una campera de abrigo para el invierno, con lo que terminan completando el uniforme de sus hijos sobre la base del conjunto deportivo.                                  

Dejar respuesta