El aumento del Impuesto Inmobiliario Rural generó malestar entre los productores entrerrianos, al llegar las boletas del tributo, en algunos casos, con un incremento que supera el 50 por ciento.

“Más allá de que el Gobierno provincial diga que es menor el aumento del IIR, las subas fueron muy importantes, por arriba de los valores inflacionarios, más allá de que el gobernador (Gustavo Bordet) se había comprometido a que eso no iba a ocurrir, en un contexto de sequía que no mejoró”, dijo el director del tercer distrito de Federación Agraria Argentina (FAA), Elvio Guia, quien apuntó que el desmesurado aumento no se corresponde con el contexto, ya que “hay rindes que cada vez son peores; hay 37 millones de toneladas menos en Argentina, lo que demuestra a las claras que nadie está diciendo una mentira, que se puede demostrar qué pasa con el sector productivo (no solamente con la agricultura, sino, también con la ganadería)”.

En ese marco, lamentó que el Gobierno provincial “no cumplió la palabra, de que los aumentos no iban a ser mayor a la inflación”, a lo que se suma que los vencimientos en agosto no podrán ser afrontados, ya que “no hay ninguna posibilidad de que las últimas dos cuotas se puedan pagar porque no hay cosecha ni zafra de ternera”.

“Fuimos demasiados pacientes con el Gobierno, pusimos toda la voluntad del mundo para no llegar a un conflicto y no sabemos cuál es el objetivo de llegar a esta discusión y pelea sin sentido”, remarcó el director del distrito, quien explicó que “no hay ninguna respuesta del Ejecutivo ni de Economía y la verdad es que los productores siguen de cañones”.

Ante ese escenario, el viernes 20 de abril habrá una asamblea de productores, donde el Consejo de Delegados de Federación Agraria Argentina analizará la situación y verá los pasos a seguir ante la falta de respuestas, adelantó.

 

(Fuente: Agencia AIM)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here