Pedro Guastavino

“Daría la impresión de que, a medida que se fueron definiendo algunos senadores y cambiando su posición primaria, no se tendrían los votos suficientes para aprobar la ley, lo que sería una pena”, expresó el senador nacional por Entre Ríos, quien ya había anticipado su postura a favor del proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), que cuenta con media sanción de Diputados.

Luego aseguró haber “visto en algunos senadores que han tenido presiones muy importantes en sus provincias de sectores ligados a la Iglesia”, especialmente “en las provincias del norte, que tienen gran raigambre católica, donde los senadores han recibido presiones y han marcado su voto sobre la base de esto”, advirtió.

Consultado por posibles presiones recibidas, Guastavino sostuvo: “El único que me llamó y nos sentamos a conversar fue Cacho Pfieffer, que es un viejo cura y también fue obispo de Corrientes, y con quien hubo una charla muy respetuosa porque él quería que supiera lo que pensaba y me dio algún material escrito”.

Además, contó que “en una de las primeras marchas que hizo la gente pro vida, unas 20 a 30 personas vinieron frente a mi domicilio a cantar algunas consignas y después se fueron. Pero no tengo nada que decir porque en general ha sido todo tranquilo”, remarcó, pese a que en el acto realizado el domingo en Paraná frente a Casa de Gobierno, manifestantes antiabortistas lo abuchearon a él y a la senadora Sigrid Kunath.

Cálculos

Por otro lado, Guastavino comentó que “hubo senadores que han esperado encuestas y han hecho cálculos políticos y electorales para decidir su voto, dejando de lado las convicciones”. En ese sentido advirtió:

“Me doy cuenta que hay senadores que piensan de una manera pero van a votar de otra, lo que es una pena”, advirtió. Señaló que esos legisladores “han hecho una evaluación política y electoral en sus provincias; han dejado de lado sus convicciones para tomar una decisión sobre la base del cálculo electoral y político”. Ante ello, aclaró que no juzga “si está bien o está mal”.

En cuanto al proceso del análisis de la norma, Guastavino sostuvo que “ha sido un debate muy enriquecedor”. “Pasaron alrededor de 150 expositores a favor y en contra, con exposiciones de mucho argumento y vuelo intelectual, lo cual enriquece mucho el debate de un tema complejo, que atraviesa cuestiones que tienen que ver con lo ético, con lo moral, lo jurídico, lo científico, lo religioso”, resaltó en declaraciones realizadas al programa paranaense A Quien Corresponda (Radio De la Plaza).

“Al ser un tema tan complejo la opinión de cada uno se ha ido formando en base a lo escuchado, al igual que sucedió en Diputados donde fue un debate muy intenso también”, finalizó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here