Google, el gigante de internet, está cerrando acuerdos con distribuidores como Target, Walmart y Costco para mejorar la redirección de consumidores a cambio de una pequeña comisión de la venta total.

Bajo este nuevo programa, según informa Reuters, los distribuidores podrán posicionar sus artículos en las búsquedas de Google, Google Express y Google Assistant. De esta forma, cuando un consumidor introduzca un término determinado en el buscador, el algoritmo recomendará enlaces a tiendas asociadas. A cambio de esta visibilidad, Google obtendrá una comisión de la venta total del consumidor.

Este programa ayudaría a rivalizar con gigantes del comercio electrónico como Amazon, que han herido notablemente el negocio de grandes superficies tradicionales.

Este programa, denominado Shopping Actions, estará disponible inicialmente en Estados Unidos. A él se podrán adherir distribuidores de cualquier tamaño, tanto tiendas locales como grandes franquicias.

La integración de este servicio con Google Assistant y los equipos Google Home permitirá a la compañía norteamericana ofrecer una competencia directa a los sistemas equipados con Alexa, que permite adquirir artículos en Amazon directamente con la voz. Se espera que este método de compra aumente en volumen y facturación con el progresivo avance del hogar inteligente y la estandarización de los asistentes virtuales en la sociedad.

Durante los últimos dos años, las búsquedas desde dispositivos móviles preguntando dónde comprar un producto se elevaron un 85%, según Daniel Alegre (presidente de Google para retail y shopping). Redirigir estas búsquedas hacia tiendas adscritas a este programa puede resultar una doble victoria para el sector: Google ingresa dinero y los retailers aumentan visibilidad y ventas.

Este tipo de iniciativas resultan extremadamente beneficiosas para grandes superficies de comercio tradicional, cuyo negocio se ha visto afectado, en mayor o menor medida, por la revolución del comercio electrónico. Empresas como El Palacio de Hierro o El Corte Inglés serían clientes prototipo.

Dejar respuesta