Google tiene tantas ganas de saber a dónde van sus usuarios que registra sus movimientos aunque le pida de forma explícita que no lo haga. Una investigación de la agencia The Associated Press (AP) reveló que muchos servicios del gigante tecnológico, en dispositivos Android o iPhone, almacenan su ubicación aunque use una configuración de privacidad para evitarlo.

Si bien Google es claro a la hora de pedir permiso para emplear información sobre su ubicación, una aplicación como Google Maps le recordará que debe permitir el acceso a su localización si quiere emplearla como navegador. Si accede a que se registren sus destinos a lo largo del tiempo, el servicio de geolocalización le mostrará ese historial en una “línea temporal” que recopila sus movimientos diarios.

Pero almacenar los trayectos minuto a minuto puede comprometer la privacidad y las autoridades emplearon esa información para determinar la ubicación de sospechosos de haber cometido delitos, como en una orden entregada por la policía de Raleigh, en Carolina del Norte, a Google el año pasado para hallar los dispositivos próximos a la escena de un asesinato. La empresa le permite “pausar” esa función en el “Historial de Ubicaciones”.

Según Google, esto evitará que la compañía recuerde los lugares en los que ha estado. La página de apoyo del servicio afirma: “Puede desactivar su Historial de Ubicaciones en cualquier momento. Con el Historial de Ubicaciones desactivado, los lugares a los que va no quedarán almacenados”.

Según la investigación llevada a cabo por facultativos de Princeton, esta afirmación no es cierta. Incluso con el “Historial de Ubicaciones” desactivado, algunas aplicaciones de Google almacenan automáticamente su localización y la hora sin preguntar.

Por ejemplo, Google almacena una captura del lugar donde está simplemente al abrir su aplicación de mapas. Las actualizaciones automáticas diarias con la predicción del tiempo en los celulares Android indican aproximadamente su posición. Y algunas búsquedas que no tienen nada que ver con la ubicación, marcan la longitud y latitud donde se encuentra de forma precisa y guarda el dato en su cuenta de Google.

El tema de la privacidad afecta a unos 2.000 millones de dispositivos equipados con el sistema operativo Android de Google y a los cientos de millones de usuarios de iPhone de todo el mundo que usan sus mapas o su buscador.

“Almacenar los datos de ubicación violando las preferencias del usuario no es correcto”, señaló Jonathan Mayer, científico informático en Princeton y exjefe de Tecnología en la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos.

Cómo desactivar el rastreo

Para evitar que Google guarde las ubicaciones, el usuario puede desactivar una configuración que no alude específicamente a su ubicación.

Dentro de las opciones de tu cuenta Google, bien desde las preferencias de Android o desde el navegador, tienes que buscar el apartado “Controles de la actividad de tu cuenta” y pausar la opción de “Historial de ubicaciones”, con esto evitaremos que Google almacene todas nuestras ubicaciones, pero no evitamos que guarde toda nuestra información relativa a la localización.

Para forzar a que Google a que no almacene todo también hay que desmarcar la opción “Actividad Web y App”, ya que almacena la información de las aplicaciones y sitios de Google en su cuenta de Google. Una vez desactivada, evita que se guarde cualquier actividad.

Aunque si esa aplicación está activada, cuando se desactiva el “Historial de Ubicaciones” solo hace que Google no pueda incorporar sus movimientos a la barra de tiempos (timeline). Pero no impide que Google guarde su ubicación.

También se puede eliminar todas las ubicaciones en forma manual, pero es un proceso engorroso, ya que hay que seleccionarlas una por una individualmente, a menos que el usuario pretenda borrarlas todas de una vez.

Por su parte, en los celulares de Apple con iOS también podremos acceder a estas opciones desde la app de Google Maps, y una vez configuradas en el perfil son extensibles a todas apps de Google. Eso sí, si desactivas estas opciones, las recomendaciones de Google serán peores, y las búsquedas menos personalizadas.

Hay quienes dicen que el objetivo de Google en vigilar sus movimientos responde a sus esfuerzos por aumentar los ingresos en concepto de publicidad.

La palabra de Google

“Hay varias formas diferentes en las que Google puede usar la ubicación para mejorar la experiencia de la gente, incluyendo: Historial de Ubicaciones, Actividad Web y App y los Servicios de Ubicación en el dispositivo”, dijo un vocero de la empresa en un comunicado a la agencia AP.

“Ofrecemos descripciones claras de esas herramientas y robustos controles para que la gente pueda activarlas o desactivarlas y borrar sus historiales en cualquier momento”, completó.

Fuente: AP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here