“Si esta demanda prospera, a Entre Ríos nos crearía un hueco fiscal muy importante, como también a las otras provincias”, advirtió el gobernador al hacer referencia al reclamo que realizó la provincia de Buenos Aires ante la Corte Suprema de Justicia para que le restituyan fondos coparticipables.

Un grupo de mandatarios peeronistas encabezados por el cordobés Juan Schiaretti, convertido en virtual vocero del espacio, se encuentran este jueves para compartir un asado a las 13:00 en la casa de Entre Ríos, ubicada en Suipacha 844 de Capital Federal, donde Gustavo Bordet volverá a ejercer de anfitrión, como en la cumbre realizada en mayo pasado.

Entre los que confirmaron asistencia están Juan Manuel Urtubey (Salta), Sergio Uñac (San Juan) y Juan Manzur (Tucumán), quienes buscarán emitir una doble señal: en primer término, a la Casa Rosada, de cara a la actualización del Fondo del Conurbano, un trámite judicializado que podría impactar en las arcas que se redistribuyen a las provincias. También asistirán Domingo Peppo (Chaco), Sergio Casas (La Rioja) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego), entre otros.

Los mandatarios reclaman la actualización de la caja de jubilaciones y la puesta en marcha de la obra pública que quedó parada desde el año pasado. “Lo prioritario será consensuar una posición sobre la coparticipación”, indicaron a DyN cerca de uno de los mandatarios sobre el temario a tratar hoy.

“La de este jueves será la segunda reunión que haremos en la Casa de Entre Ríos y el eje convocante tiene que ver con el reclamo que hace la provincia de Buenos Aires en la Corte Suprema de la Nación por el fondo histórico de reparación del conurbano bonaerense, un reclamo varias veces millonario que la provincia de Buenos Aires pretende restituir. La Corte nos ha corrido vista a los gobernadores para que opinemos al respecto. Por eso nos queremos reunir para aunar criterios en las respuestas”, explicó Gustavo Bordet.

En la demanda que realizó ante la Corte, Buenos Aires pide que se elimine el tope de 650 millones de pesos del fondo de reparación histórica del conurbano bonaerense impuesto en el año 1996. Si el reclamo prospera dispararía en su favor una suma del orden de los 53.000 millones de pesos, que se descontarían a las otras 22 provincias. Sólo Entre Ríos sufriría automáticamente una disminución de 3.600 millones de pesos al año.

“A simple vista advertimos que si este reclamo prospera a Entre Ríos nos representa dejar de percibir 3.600 millones de pesos en el año, lo cual nos crea un hueco fiscal más que importante y esto pasa también en el resto de las provincias. Por lo cual estamos atentos para que no nos ocurra un desfinanciamiento que no podríamos cubrir después”, indicó el gobernador entrerriano.

De esa manera el consenso estará puesto en que si la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, recibe un “10 por ciento” de actualización del Fondo del Conurbano, la carga debería ser absorbida por la Nación y no por las provincias. “Queremos que se repartan los recursos de una forma más justa”, insistieron desde una de las gobernaciones del norte.

Dejar respuesta