Crespo- Genaro Spreafico (10), alumno de 5º B del Colegio Sagrado Corazón, representará a nuestra ciudad en la instancia nacional de Olimpíada Matemática Ñandú. Del 23 al 26 de octubre viajará a La Falda (Córdoba), luego de haber sorteado todas las instancias que propone la olimpiada, para “divertirse” -como él asegura que lo vive- en el certamen nacional de OMÑA. Estará compitiendo con los mejores de cada provincia, donde surgirán los campeones y subcampeones nacionales y las menciones. Pero esto no es todo, previamente, este jueves 11 de octubre participará de la segunda ronda de juegos geométricos, en Gualeguaychú, luego de haber superado la primera instancia.

“Desde que conocí lo que era la matemática, siempre me gustó. En segundo grado yo le decía: seño, me quiero inscribir para las Olimpíadas, pero me contestaba que todavía no podía, que tenía que esperar hasta quinto grado. Ahora llegué a quinto y el día que nos dijeron que podíamos participar me emocioné tanto que así como fueron anotando a todos, a mí también me anotaron. Fui pasando del escolar al interescolar, después el zonal, de ahí al regional y ahora al nacional”- cuenta a Paralelo 32.

La escuela a la que asiste tiene el proyecto “A quemar neuronas”, donde las docentes estimulan a los alumnos del primer y segundo ciclo a resolver problemas matemáticos y de ingenio, lo que permite evaluar las condiciones y fortalezas de los alumnos. En ese contexto, donde los chicos juegan y resuelven problemas, surgió el deseo de Genaro de participar en Olimpíadas.

Superada la instancia escolar, en  su misma escuela tuvo la oportunidad de asistir a un taller a cargo de estudiantes del Profesorado de Enseñanza Primaria, coordinado por la prof. Claudia Kemerer, para entrenarse en la resolución de problemas. Allí recibió su primera preparación algunas horas semanales, a contraturno, pero últimamente se ejercita en su casa. Sus padres lo orientaron en buscar en la página de la OMA y copiar en la computadora los enunciados de problemas de años anteriores, imprimirlos y pegarlos en un cuaderno que le sirve de soporte para el momento en que decide entrenar, no mucho más que uno o dos por día, cinco problemas tal vez a la semana.

– ¿Cómo recibiste la noticia o sabías que habías hecho perfecto el examen?

– Fue buena la noticia, lástima que quedé solo de Crespo para ir el nacional. No creo que haya hecho perfecto el examen, pero bien sí; porque a veces me va mal con los problemas, algunos me resultan complicados.

– Claro, de una instancia a otra aumenta el grado de complejidad.

– Si, son cada vez más difíciles.

– ¿Cuando saliste del último examen, en el Regional, estabas convencido de que pasarías a esta instancia o tenías dudas?

– Me quedó la duda. La seño que me acompañó me dijo que muchos chicos salieron tristes, que no sabía qué les pasaba; pero me vio a mí y me dijo ‘tenés una linda sonrisa’.

– ¿Qué ejercicios te gustan más en las pruebas de Olimpíadas?

– Más me gusta resolver los de geometría. Nos dan siempre un ejercicio de matemática, otro de combinatorias para ver las posibilidades y uno de geometría. Me gusta si en especial se trata de temas como calcular perímetro.

– ¿Cuál es tu expectativa en el nacional?

– A Córdoba voy a divertirme y si sale bien mejor.

En los exámenes de OMÑA lo que se resuelve no tiene que ver con elementos propiamente de la matemática, sino más bien con la manera de razonar de quien participa y el pensamiento que concibe para resolver los problemas y llegar al resultado.

Genaro disfruta de la resolución de problemas matemáticos y de ingenio; juega, piensa, se divierte buscando soluciones y no siente presión de ganar. Uno de los juegos que más le interesa y lo motiva es el Sudoku, su juego matemático preferido. Fue inventado a finales de la década de 1970, adquirió popularidad en Japón diez años más tarde y se difundió internacionalmente a partir de 2005 cuando numerosos periódicos empezaron a publicarlo en la sección de pasatiempos. Está disponible en internet y cada juego tiene una solución única, a la que se puede llegar utilizando sólo la lógica, avanzando a distintos niveles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here