Carolina Gaillard lleva al frente de la Secretaría de Turismo y Cultura casi un mes. El 11 de diciembre se conoció la oficialización de la exdiputada como titular de la cartera, aunque se sabe que cumple dichas funciones desde que se conoció su designación a principios de noviembre.

“Hoy comienza una nueva etapa en términos personales y de gestión. No tengo más que palabras de agradecimiento con nuestro gobernador por haber depositado en mí la confianza para llevar adelante el diseño y ejecución de las políticas de turismo y cultura. Nuestra responsabilidad es clara, poner a Entre Ríos en lo más alto a nivel nacional, produciendo cultura y ofreciéndole a los entrerrianos y al resto del país la posibilidad de vacacionar de forma segura y accesible en nuestra provincia”, señaló Gaillard al asumir al frente de la cartera.

La funcionaria que proviene del riñón del exgobernador Sergio Urribarri (es su sobrina) comenzó a trabajar durante su primer mes como secretaria. Lo que llamó la atención es que en el marco de un Estado provincial que busca achicar el gasto y había puesto cerrojo a la contratación de nuevos trabajadores estatales para no incrementar la salida de dinero, la secretaria de Turismo y Cultura parece tener ciertas licencias.

En poco más de 20 días, Gaillard impuso un equipo de 22 personas -solamente en Turismo- que quedarán bajo su mando. El sitio Análisis Digital accedió al listado que corresponde sólo al área, donde aparecen empleados reasignados y un lote de nuevos empleados en el organismo. “Estos son los que metió acá en el departamento, falta Cultura y Social. Sigue trayendo gente”, expresó una fuente de casa de gobierno.

Los contratados estarán destinados a cumplir funciones en: secretaría Privada (son los tres bajo su mando), Coordinación, Prensa, Legal y Técnica; las direcciones de promoción, fiscalización, turismo alternativo, capacitación y calidad, gestión y producción turística, convenciones; subsecretarías de desarrollo turístico y relaciones institucionales; coordinación teórica y de capacitación; entre otras dependencias.

Esto se contradice con, al menos, dos puntos. En primer lugar, con la decisión del gobernador Gustavo Bordet de equilibrar las arcas provinciales y tener un gasto “austero” durante 2018. Cabe recordar que el propio gobernador redujo la categoría de ministerios para achicar el gasto, incluso la propia cartera de Gaillard surgió como resultado de la fusión entre turismo y cultura que se realizó con tales fines. En segundo lugar, se contradice con la decisión que tomó la cartera turística de cerrar la oficina del Túnel Subfluvial. Este hecho, dejó en la calle a personal de planta con mucha trayectoria que trabajaba en dicha dependencia.

 

(Fuente: Análisis Digital)

1 Comentario

  1. Lamentable noticia de algo que debería ser anormal, en la administración publica provincial es una de todos los días en todos los sectores. (estaría bueno estudiar DPV)
    Ingresan sobrinas, primos, hijos, padres, tíos y todo el árbol genealógico. Aah, pero la gente tiene que pagar más impuestos!!!
    Bordet tiene la oportunidad histórica de transformar este circo mal actuado en al menos un show modesto, en donde cada integrante cumple con lo mínimo que se espera de ellos, que trabajen por el bien común.
    El mismo saco le cabe tanto al presidente como al intendente, de todos esperamos que trabajen por el bien común sin favoritismos.
    Gracias a los pocos que realmente representan al pueblo y no a ellos mismos. (espero conocerlos)

Dejar respuesta