Crespo.- El miércoles 16 de noviembre por la tarde se realizó una Jornada de Trabajo sobre ‘Protocolo de Abuso Sexual e intervención en situaciones de violencia’ en el Centro Familiar Cristiano, ubicado en calle Los Reseros y Linares Cardozo.

Se realizaron aportes sobre el Protocolo que determina las formas de intervención de diferentes instituciones ante la detección de situaciones de abuso sexual y violencia contra los niños. El instrumento de trabajo establece las responsabilidades de los distintos organismos que estamos trabajando en protección integral de niños, niñas y adolescentes.

Participantes

Estuvieron presentes la jueza de Familia Nº3, María Eleonora Murga, la defensora de Menores Yamila Frate y Fabiola Schreiner, subdirectora de Violencia, Maltrato y Abuso del Consejo Provincial del Niño, el Adolescente y la Familia (Copnaf), quien tiene a cargo el Programa Provincial de Asistencia y Abordaje Integral de la Violencia Familiar, el Maltrato Infantil y el Abuso Sexual. La actividad contó con la presencia de docentes, personal de salud e integrantes de instituciones intermedias. La jornada fue organizada por el Área de Niñez de la Dirección de Desarrollo Social de la Municipalidad de Crespo, en el marco del Día de la Lucha contra abuso sexual infantil que conmemorado el 19 de noviembre y el Día Internacional contra violencia contra la mujer, que se conmemora este viernes 25 de noviembre.

Intervenciones

En declaraciones periodísticas, la jueza Murga destacó que “es importante establecer con claridad las funciones que cada organismo cumple y convocar a la responsabilidad social a las distintas organizaciones, como educación, salud y policía; para que se puedan visibilizar estas situaciones y actuar adecuadamente. El protocolo establece quién hace qué y cómo; para evitar superposiciones, ausencias o inacciones. Que cada uno sepa cómo actuar para una efectiva protección y para evitar la revictimización de los niños en situaciones tan dolorosas y graves, como son los abusos”.

La defensora Frate señaló que le toca intervenir en medidas de protección excepcional “siempre que se haya intervenido previamente con organismos de protección en resguardo de los chicos en estos delitos descubiertos”.

Informe de sospecha

Schreiner agregó que en Educación y en Salud se suelen detectar los síntomas de una situación de abuso y que el Protocolo exige la elaboración de un informe de sospecha a entregar a los organismos de atención de la problemática. “Tanto los docentes como los agentes que trabajan en Salud Pública, muchas veces son receptores y son las primeras personas que toman conocimiento de una situación o de una sospecha de abuso. El protocolo marca que ante una sospecha de una situación de abuso, puedan poner en conocimiento ante el Copnaf o Defensoría con un simple informe de sospecha con algunos datos que necesitamos saber, sin indagar a los niños, sin revictimizar, sin estar contando en el ámbito escolar como en el ámbito de salud sobre la situación. Recibir lo que la voz del niño está diciendo y poner en conocimiento para que cada institución intervenga dentro de su competencia en la situación”.

Dejar respuesta