El jefe de Bomberos Zapadores, Roberto Borré, quien vive en la localidad de Crespo, a 25 cuadras de donde se registró la explosión, explicó que “fue un accidente industrial” e indicó que tras la inspección ocular se estableció cuál fue el epicentro de la explosión y una posible causa de lo que pudo haber ocurrido, indica el Elonce TV.

“Es probable que uno de los evaporizadores que hay en el interior de la planta, en la parte donde ya se terminan de embalar los pollos, se deprendieron unos tornillos principales y generó una presión sobre un caño que transporta el amoniaco en estado líquido”, expuso el responsable de Zapadores. “Eso quedó derramado y la primera hipótesis es que el amoniaco haya tomado contacto con el oxígeno del aire, lo que generó una mezcla explosiva que fue rebotando en toda la empresa”, continuó.

De acuerdo a lo que expuso Borré, “los paneles de telgopor con chapa que rodeaban esa parte de las instalaciones no ofrecieron resistencia a la onda expansiva”, y según advirtió, las consecuencias hubieran sido mayores si esas paredes hubiesen sido de hormigón o de mampostería.

La onda expansiva ascendió en el interior de la planta, hasta la azotea, y destrozó ventanales; literalmente, los arrancó.

 

(Fuente: El Once)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here