Hernández- Se llevó a cabo el pasado fin de semana una nueva edición de los tradicionales corsos, donde más allá de la diversión, hubo que lamentar incidentes que generaron fuerte repudio de la comunidad durante la semana. El Oficial Principal Esteban Mayer comentó a Paralelo 32 que “Tuvimos un incidente importante en la noche de cierre. En principio la propuesta estaba anunciada para los días viernes 9 y sábado 10 de febrero, pero por la lluvia finalmente el domingo se desarrolló la última jornada. Cuando ya todo estaba terminando, alrededor de las 4.30, comenzaron los disturbios entre dos personas, luego de que una de ellas, de Buenos Aires, molestara y le tirara espuma a la otra. Hubo golpes, trompadas, cayeron al piso e incluso tiraron en ese forcejeo a una mujer que estaba disfrutando del espectáculo”.

El Segundo Jefe indicó que el más exaltado era un joven de 26 años, quien estaba totalmente desencajado peleando contra el otro, que ante la presencia policial depuso su actitud. Sin embargo, el que estaba decidido a continuar la contienda, oriundo de Buenos Aires, lejos de amilanarse con la presencia policial, siguió la lucha oponiendo resistencia a la aprehensión y aplicándole un cabezazo al Cabo Primero Luciano Acevedo. Finalmente, lograron llevarlo al patrullero, y fue en ese contexto que le dio una patada en el pecho al comisario Marcelo Zabala, que también participaba del operativo.

Familiares y amigos del agresor, la mayoría alcoholizados, según se informó, lejos de intentar calmar la situación, se sumaron al intento de agresión a los seis uniformados que estaban a cargo de la seguridad.

En consecuencia, previa consulta al fiscal, el agresor fue alojado en la Jefatura Departamental Nogoyá, acusado de resistencia a la autoridad, lesiones al comisario y al cabo Primero y amenazas al jefe de comisaría. Pese a todo eso, recuperó la libertad el mismo día, a mediodía, apenas unas horas después de los incidentes.

Dejar respuesta