La FAA, pidió al gobierno nacional y a los gobiernos provinciales “una inmediata asistencia para los miles de productores afectados en las zonas donde se produjeron graves daños como consecuencia de los incendios e inundaciones que se registran por estas horas en el país”. Entre otras cosas, solicitan forraje, ayuda logística y financiera.

El pedido, surge de las evaluaciones realizadas por los directores de los distintos distritos de la en tidad, que diariamente elevan informes dando cuenta de las consecuencias de los incendios e inundaciones. De acuerdo a la FAA, se registran pérdidas totales de los cultivos y estiman que en muchos casos harán falta entre cuatro a cinco años para que los productores puedan recuperarse de los perjuicios.

A través de un comunicado, la FAA señaló que la Ley de Emergencia Agropecuaria en vigencia “es insuficiente en fondos para contener las graves consecuencias económicas que padecen los pequeños y productores afectados por los daños climáticos”, en relación a la dramática situación que viven miles de chacareros tanto en el sur de Buenos Aires, La Pampa, y Río Negro por los incendios, como en Córdoba, el norte bonaerense, Entre Ríos, sur, centro y norte de Santa Fe, por las inundaciones.

Asimismo, desde la entidad, pidieron a los organismos institucionales del gobierno nacional -como Senasa- que faciliten los mecanismos de traslado de hacienda ante la emergencia.

“Ante la acumulación de factores climáticos adversos que han castigado sistemáticamente en el último año a productores que arrastran situaciones de crisis en su actividad, como los productores de cerdos, de leche, avícolas, entre otros, reiteramos el reclamo que se expuso ante la mesa agropecuaria bonaerense el mes pasado: para FAA es fundamental que tanto el gobierno nacional como los provinciales diseñen e implementen políticas públicas de fondo para modificar la estructura del actual modelo productivo”, expresaron.

En este sentido, el presidente de la FAA, Omar Príncipe, remarcó que entre las prioridades de 2017, “debe haber un cambio de modelo productivo y tratarse temas como Ley de Semillas, precio sostén, fletes diferenciados para pequeños productores, y aquellos que la entidad viene solicitando y que están particularmente vinculados a la coyuntura de emergencia que viven por estas horas miles de productores”. Entre los principales reclamos, se encuentran la aplicación de seguro multiriesgo; políticas que promuevan la rotación, la diversificación productiva, y conservación de suelos; una nueva Ley de Arrendamiento para regular, además de lo anterior, el plazo de los contratos agrarios; un plan de infraestructura integral que comprenda la construcción de canales y caminos; opciones directas de financiamiento que les llegue a los miles de productores que no están bancarizados y son afectados por las situaciones de emergencia; un Plan Nacional Ganadero y Porcino.

 

Fuente: Infocampo

Dejar respuesta