Crespo.- En la sesión del Concejo Deliberante del miércoles 12 de diciembre los secretarios de Economía y Hacienda, Hernán Jacob, y de Desarrollo Urbano y Ambiente, Omar Molteni, acompañados por el subsecretario de Servicios Públicos, Juan Elsesser, respondieron el pedido de informes presentado por el bloque justicialista sobre los trabajos y costos de la obra de Acceso Presidente Alfonsín.

Explicaciones sobre la obra

Entre las principales explicaciones, Molteni señaló:

  • Vialidad Nacional tiene autoridad sobre rutas nacionales, en la ciudad el Municipio tiene facultades para realizar las modificaciones que crea necesarias para mejorar la transitabilidad y la seguridad vial;
  • No hubo licitación de la obra, el proyecto, dirección y ejecución fue realizada por la Municipalidad con mano de obra municipal y el “continuo” asesoramiento de la Dirección Nacional de Vialidad;
  • La oficina técnica de DNV participó en el asesoramiento por la construcción de las rotondas y la alcantarilla del arroyo que cruza el acceso desde el Parque del Lago hasta el Parque Centenario;
  • La certificación de no inundabilidad para la obra no es necesaria porque se solicita, principalmente, para nuevas urbanizaciones que pueden afectar la trama urbana existente. El Municipio no modificó el escurrimiento natural de aguas;
  • Sobre el estudio hídrico, el cauce del arroyo y el ancho de la alcantarilla se conservaron; sólo hubo una prolongación de lo existente;
  • El trabajo sobre el arroyo fue de adecuación y limpieza del cauce;
  • El drenaje de la calzada nueva funciona con una pendiente transversal del 10% desde el cantero central hasta la banquina; y una pendiente longitudinal del 2%;
  • La obra se realiza bajo plan de gestión ambiental y programa de seguridad;
  • El impacto ambiental es mínimo y temporal ya que la única posibilidad de contaminación se produce durante la ejecución de la obra, generada por el uso de las maquinarias;
  • No se necesitó estudio de suelo porque no hubo perforaciones a grandes profundidades;
  • Laboratorio de Suelos de la UTN – Regional Paraná realizó los estudios de compactación para la calzada nueva;
  • La ejecución de ambas rotondas fue proyectada para disminuir y controlar la velocidad de circulación y organizar el tránsito de ingreso y egreso a la ciudad, usando normas que utiliza DNV.

Explicaciones sobre presupuestos y costos

Jacob explicó los números presupuestarios de la obra:

  • Para el ensanche y reorganización del Acceso Alfonsín, 4.623.918 pesos; para el mejoramiento de desagües pluviales en Barrio Azul, 1.045.497; para pavimento urbano, 8.830.585;
  • En pago de proveedores se gastaron 16.073.836, 22 pesos;
  • Por pago de intereses del empréstito, salieron 31.325,77 dólares, el 8 de agosto pasado, que implicó en pesos un pago, al dólar cotizado ese día, de 845.012,65 pesos.
  • En total, se ha pagado 16.918.848,86 pesos y en dólares 482.878,25 dólares. Con el pago posterior de intereses, se gastaron a la fecha 514.204,02 dólares. El saldo que queda es de 303.554,74 dólares;
  • El costo de la reparación de la parte afectada está estimado en 50 mil pesos. Consiste en recompactación con broza y cemento para la base y repavimentación de un tramo de 5 por 15 metros;
  • Por las devaluaciones; sobraron 303 mil dólares luego de pagar las tres obras previstas por el empréstito;
  • El uso de mano de obra municipal permitió una economía de costos;
  • En Acceso Alfonsín falta terminar la adecuación del arroyo y el rediseño del Parque Centenario;
  • Participó una sola empresa subcontratada, “Paulina Castro de De Martín e Hijos SRL”, por el frezado y pavimentación del acceso, por algo más de 7 millones de pesos; a otras empresas se les alquiló maquinaria para realizar trabajos;
  • Macetas y punteras se contrataron por licitación privada a Premoldeados Bertone SA, por 602.784 pesos.

Aclaraciones

Molteni aclaró que respecto al incidente con la lluvia del 12 de noviembre, “la alcantarilla no es un puente” como se dijo; “DNV tiene estandarizado los parámetros de cada alcantarilla y eso se respetó en esta obra”. Jacob destacó que “no hay ninguna obra en la historia de nuestro municipio, ejecutada por administración, que necesite un responsable de obra, porque no hay ninguna ley que lo exija. En cambio cuando se licita, se exige que la empresa adjudicataria tenga un ingeniero responsable de obra y que haya un representante técnico de la empresa y uno de la Municipalidad”. Agregó que tampoco se necesita la intervención de un Colegio profesional. “El control de la obra le corresponde directamente al Estado”, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here