Crespo.- La directora de la Escuela Nina Nº 203, María Elizabeth Bernhardt, en visita a Paralelo 32 junto a Patricia Schmidt, integrante de la Cooperadora; comentaron las expectativas de la comunidad educativa por la ampliación y mejoras del edificio, proyecto que fue incluido en el presupuesto 2018 del gobierno de la provincia. No sólo permitirá concentrar todos los talleres de la escuela Nina, que actualmente funcionan en el Club Unión, sino que también ofrecerá mayores comodidades a los alumnos.

El proyecto contempla arreglos del techo, hay unos 400 m2 para reemplazar, un problema de vieja data que no ha tenido la debida solución hasta el momento y la construcción de tres aulas nuevas, laboratorio, biblioteca, sala de informática, SUM, sanitarios para varones y mujeres y discapacidad, cocina y comedor, actualmente se está utilizando para este servicio el salón de usos múltiples del nivel inicial; y dos salas nuevas para el nivel inicial.

Las deficiencias edilicias son importantes, paredes que se electrifican en días de lluvia, filtraciones en los techos, incluso en el techo de las salas de Nivel Inicial que fue reemplazado en 2015, cambiando tejas por chapas, reinaugurando el lugar el 28 de octubre de ese año.

Paralelamente, con mucho esfuerzo, desde el año pasado mediante distintas actividades para reunir fondos, la cooperadora construye con recursos propios tres aulas de emergencia, donde inicialmente y hasta que se concrete la obra presupuestada por el gobierno, funcionarán los talleres de contraturno a los que asisten los alumnos de 4º, 5º y 6º grado. Luego se destinará a depósito.

La obra está en un importante grado de avance, se cuenta con las chapas y casi la totalidad de perfiles para colocar el techo. En una etapa próxima se deberá adquirir y colocar aberturas, pisos y realizar las terminaciones.

Dejar respuesta