Victoria.- La imponente estructura del ex ingenio azucarero se encuentra en un avanzado estado de deterioro, ha quedado como un mudo testigo de todos los proyectos que se planificaron en el predio; en primer lugar para la producción de azúcar a partir de la remolacha, después un emprendimiento productivo y finalmente una propuesta urbanística y turística. La venta se realizó bajo condiciones de uso y destino que hasta el presente no se han materializado. El predio se encuentra hoy en un pésimo estado de conservación, con malezas, residuos que tiran vecinos y los galpones han sido presa de pillaje y robos.

Un 9 de diciembre del 2007, un día antes de expirar el mandato del ex gobernador Jorge Busti, se aprobó la transferencia de la planta a la empresa Ketsal SA, con domicilio en Mendoza, vinculada con medios periodísticos de esa provincia, Buenos Aires y Entre Ríos.

Mediante Decreto N° Nº 7781/07 del 8 de diciembre del 2007 el gobierno aprobó la propuesta económica presentada por la firma por un monto total de $ 3.054.156, que correspondía al 80 % del valor de tasación fiscal del inmueble y sus accesorios. El adquirente depositó un 50 % y el resto lo efectivizó en tres cuotas semestrales, la última se pagó el 7 de junio del 2009.

En esa fecha la empresa presentó una nota al municipio, porque el decreto por el cual se había autorizado la compra establecía que se debía montar una planta para la fabricación de aceite y biodiesel.

Esto generó muchos problemas, hubo reclamos de organizaciones no gubernamentales y también de un sector del arco político, esto ocurrió durante la gestión de Cesar Garcilazo.

El uso de suelo en ese sector según la ordenanza (aún vigente) solo permite como destino: “residencial, recreativo, y turístico”. Por otra parte del Concejo Deliberante en esa oportunidad reforzó el planteo aprobando una norma por la cual no se permitiría una nueva industria en ese lugar. Cabe aclarar que estaba en pleno desarrollo el Plan Maestro de la Costa que incluía a este terreno.

Esto generó un impase, porque Ketsal no podía cumplir con el destino para el cual la adquirió el lote, se siguió debatiendo y se presentó en la legislatura de la provincia un nuevo proyecto firmado por los directivos de la empresa, modificando el objeto inicial y proponiendo montar un complejo urbanístico y turístico, lo que finalmente fue aprobado por el gobierno de la provincia. La promesa realizada hace 11 años sigue en el letargo y no hay indicios de que esto se pueda llevase a cabo en un tiempo preciso, y lo más grave: ningún gobierno lo hace cumplir.

Negocio

Ha sido sin dudas un gran negocio inmobiliario para los compradores, porque por las 12 hectáreas (120.000 m) el adquirente abonó 3.054.000 pesos, en diciembre del 2007 –fecha en que se materializo la venta– en esa fecha el dólar se cotizaba a 3,20 pesos, es decir que Ketsal pagó 954.375 dólares.

Según las fuentes inmobiliarias consultadas por Paralelo 32, los mejores terrenos en la zona costera –a precio de mercado- cotizan entre 60 y 75 dólares el metro, si tomamos un 50 % de la cotización menor estaríamos en 30 U$S el metro en ese lugar. Todos los que brindaron información aseguraron que por la ubicación no se puede vender el metro cuadrado a menos de este último valor.

Es decir que los 120 mil m2 (12 manzanas de tierra) representan 100.800.000 pesos y a 28 pesos -la cotización de la moneda norteamericana- equivalen a 3.600.000 u$s. La inversión para el grupo mencionado le representó en dólares una ganancia de 260 % en 11 años.

Todo indica que desde el punto de vista inmobiliario el negocio fue excelente, mientras tanto se suma una nueva frustración para la comunidad de Victoria, que no ha visto otra cosa que fracasos en aquel sitio privilegiado de su territorio y se había esperanzado una vez más.

Actualidad

Para completar el informe consultamos al Intendente Domingo Maiocco si había tenido contacto con los dueños del predio y si estaba en trámite alguna gestión o proyecto para construir en el lugar, de acuerdo a lo estipulado en la norma vigente. Hasta la fecha y desde que inició la gestión, no solamente no mantuvo contacto con los titulares del ex ingenio, sino que tampoco se tramita ningún proyecto en Obras Privadas para ese lugar.

Lo último que se conoce fue un convenio entre la Municipalidad y Ketsal, por el cual, el primero utilizaba el sector de galpones para depósito de motos producto de procedimientos de tránsito, a cambio de beneficios tributarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here