Crespo- Los estudiantes del primer año del profesorado en Educación Tecnológica del ISFD “Sagrado Corazón” construyeron una serie de juegos didácticos y educativos especialmente destinados a personas de la tercera edad, como parte práctica y solidaria de la cátedra Diseño y Construcción de Modelos. Los elementos desarrollados por los estudiantes para mejorar la memoria, atención, lenguaje, autoestima y motricidad de las personas mayores, fueron donados al Hogar de Ancianos San Francisco de Asís.

“El objetivo principal fue poner en práctica lo aprendido en el espacio” –dijo a Paralelo 32, el profesor Juan Masine. Comentó que para esto sus alumnos tuvieron que investigar sobre qué tipo de juegos  se podría construir para la tercera edad y  sus beneficios.

Los materiales producidos son juegos de mesa que para los adultos mayores resultan de gran beneficio  porque fortalecen  su memoria, percepción, rapidez, concentración y  fomentan mayor atención a la dinámica del juego y a la concentración y atención sobre cómo se está desarrollando el juego.

El proyecto estuvo dirigido por los docentes Carlo Troncosso y Juan Masine y se desarrolló durante un período de dos meses, tiempo en el que los alumnos, teniendo presente una actitud solidaria, crearon un futball de mesa, un juego de equilibrio ‘Im balance’, un rompecabezas y un juego de concentración, plasmado en un laberinto en tres dimensiones.

“Además de divertidos –definió el docente entrevistado- son juegos muy beneficiosos los diseñados y construidos por los estudiantes del profesorado, en cuanto a que mejoran el estado de ánimo, potenciando la comunicación y las relaciones sociales, al permitir el contacto con otros jugadores”.

Sostuvo por otra parte que los juegos creados refuerzan la atención y concentración de los abuelos “gracias a que hay reglas estipuladas para el buen funcionamiento. Generan movilidad y agilidad, estimulando la percepción sensorial, ofrecen entornos para el aprendizaje y optimiza los niveles de bienestar subjetivo”.

Dejar respuesta